Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 10 de agosto de 2020
  • Actualizado 18:07

CASCANTE

Un verano sin emociones

A sus 60 años, Pedro Moreno Miguel es un corredor fijo de varios de nuestros encierros de la zona, a los que lleva acudiendo más de cuatro décadas.

Pedro Moreno Miguel en un encierro de Tudela
Pedro Moreno Miguel en un encierro de Tudela
Un verano sin emociones

El verano de Pedro Moreno Miguel no se podría entender sin unas vacas o unos toros de por medio. Desde muy joven, con tan solo 16 años, ya le podíamos ver corriendo por la Avenida Zaragoza de Tudela delante de los astados. Y de aquello han pasado ya más de 40 años.

“Mi afición viene ligada a mi familia, mi padre era corredor”, nos explica este veterano corredor de Cascante que a sus 60 años sigue recorriendo gran parte de la Ribera en busca de unas emociones que “no se pueden explicar con palabras, hay que experimentarlo para poder saber qué se siente al correr desde ahí adentro”. en un año normal puede participar fácilmente en 70 encierros. “Mi encierro favorito son los de San Fermín, son los encierros por excelencia. Pero luego no fallo nunca a Tudela, Tafalla, Falces, Arguedas, Murchante, Ribaforada y, por supuesto, Cascante”.

Pedro Moreno Miguel en el encierro del Pilón de Falces

Este verano lo va a tener muy vacío con todas las suspensiones de fiestas que está habiendo. “Este año va a ser un poco triste sin poder disfrutar de nuestras carreras y también sin poder reencontrarte con todos esos corredores que nos vemos una vez al año, pero que son más que amigos ya”. Entre ellos mantienen el contacto a pesar de la distancia y coinciden en que les han fastidiado una de sus aficiones favoritos. 

También ha mantenido el contacto con algunos ganaderos de la zona y el panorama que encuentra no es nada halagüeño. “Tengo relación con la mayoría de ellos y me da mucha pena cómo están siendo tratados desde el gobierno. Con ellos y con todo el mundo del toro en general. Están ante una situación muy complicada y no se les está teniendo en consideración”, denuncia el corredor cascantino.

Pese a todo, Pedro es consciente de la situación actual que estamos viviendo y entiende que es mejor tener que esperar para volver a correr delante de los toros y de las vacas e intuye que no será dentro de poco. “Creo que no hay ninguna opción ahora mismo de poder realizar encierros o algo parecido. La pandemia va para largo y es cierto que en los encierros tenemos mucho contacto físico y siempre aglutina a mucha gente de todos los sitios, así que va a tocar esperar, y parece que bastante”, lamenta.

Sin lugar a dudas va a ser un verano extraño, pero seguro que Pedro Moreno, como tantos otros corredores de la zona, estarán preparados para que cuando vuelvan a sonar los cohetes en el cielo, estén listos para echar una nueva carrera.