Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 10 de agosto de 2020
  • Actualizado 17:14

TUDELA

El pasado y el presente de la alcaldía: Luis Campoy

“El encierro es uno de los actos más importantes”, dice quien fuera alcalde de Tudela entre 1995 y 2003.

Luis Campoy Zueco dejó la alcaldía en el 2003
Luis Campoy Zueco dejó la alcaldía en el 2003
El pasado y el presente de la alcaldía: Luis Campoy

Ha llovido mucho desde que Luis Campoy dejara la alcaldía de Tudela. Nada más y nada menos que 17 años. Ahora disfruta de la vida de otra manera. Sale por las tardes a pasear por el Queiles y visitando su campo. “Ahora estoy aprovechando a hacer lo que tenía pendiente desde hacía mucho tiempo: pintando puertas, arreglando maderas. Luego también, el campo siempre me ha gustado y como no podía ir por diferentes razones, pues ahora que sí que puedo paso mucho tiempo allí con mi mujer”, nos explica Campoy.

Entre sus recuerdos de los 8 años que le tocó ser alcalde mantiene muy buenos recuerdos. “Fueron dos legislaturas magníficas, tranquilas y me acuerdo de ellas con alegría. La única cosa que podría resaltar con sabor muy amargo de aquel periodo vivido fue el fallecimiento de un chico de 15 años que se ahogó durante las Fiestas de Tudela”, recuerda. El suceso ocurrió tras el cohete del año 2002. El joven, acompañado de un amigo, decidió atravesar el Ebro nadando, pero nunca pudo llegar a la otra orilla y fue encontrado unos 200 metros más abajo.

En cuanto al plano festivo, las de Luis Campoy ya son muy tranquilas. “Por la mañana salgo un rato y me voy con los amigos a tomar el vermut y luego por la noche es cuando te juntas con los amigos a cenar”. Reconoce que este año no tiene muy claro cómo pasará la semana del 24 al 30 de julio. “No saldré tanto a la calle y si nos juntaremos a cenar”, dice.

Campoy se reconoce como un gran aficionado a los encierros de toros por la mañana. “Solía ir a la entrada a la plaza de toros. Un año estuve fuera de la valla y tuve que meterme rápidamente por debajo con un montón de golpes. Desde entonces ya siempre en la valla. Pero me gusta mucho ese sitio y para mí el encierro es uno de los actos más importantes de fiestas. El comer, el salir por ahí, el bailar lo puedes hacer en cualquier época del año, no así ver o participar en los encierros”. 

Por último, admite que “mientras tanto espereramos con ilusión las fiestas del 2021”.