• Diario Digital | Martes, 24 de Octubre de 2017
  • Actualizado 11:34

Cómo elegir un coche de segunda mano adecuado

Cómo elegir un coche de segunda mano adecuado

 

Elegir un coche de segunda mano adecuado puede resultar bastante complicado, ya que hoy en día hay un mercado muy amplio en Madrid y además podríamos caer en algún fraude y que el coche no tenga las características que el vendedor nos había asegurado o esté en mal estado. Por ello, a continuación te ofrecemos una pequeña guía para elegir un coche de segunda mano, con los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de comprarlo, para que consigas elegir el más adecuado.

Buscar una plataforma de venta de coches usados fiable

Se pueden encontrar muchas empresas muy profesionales que ofrecen un buen servicio y calidad en los coches de segunda mano Madrid que venden. Incluso se pueden encontrar empresas de compra venta de coches usados online con mucho prestigio. Lo mejor es visitar su página web y echar un vistazo a los coches que nos llamen la atención, para después visitar el establecimiento y ver en detalle los vehículos.

Inspeccionar el coche

En primer lugar, es necesario comprobar de forma exhaustiva el verdadero estado en el que se encuentra el coche, ya que muchas veces los compradores exageran las calidades del vehículo, haciéndonos pensar que se conserva en mejores condiciones de las reales. Por ello, no debemos fiarnos de una primera impresión y de lo primero que nos digan, sino que tenemos que inspeccionar en detalle el vehículo, tanto por fuera como por dentro.

En el exterior, hay que observar los faros, el parabrisas y el techo, ya que debe estar totalmente recto. También hay que prestar mucha atención al estado del maletero y de las puertas, si cierran correctamente y si las bisagras están en perfecto estado.

En cuanto al interior, hay que observar detalladamente si todos los mandos del vehículo funcionan, la calefacción, los intermitentes, las luces, etc.

A la hora de comprar coches usados también hay que tener en cuenta si hubiera algún fallo mecánico en el vehículo. Este tipo de fallos resultan más difíciles de descubrir, por lo que lo mejor es contratar un seguro que cubra los fallos mecánicos.

Probar el vehículo antes de comprarlo

Al conducir un coche es cuando nos damos cuenta de cómo funciona, por ello es importante probarlo antes de pasar a comprarlo. Es conveniente realizar un recorrido tanto por carretera como por la ciudad, ya que así podrás constatar si el motor, los frenos y las marchas se encuentran en buen estado.