Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 02 de junio de 2020
  • Actualizado 22:38

TUDELA

La Comunidad de Jesuitas de Tudela cierra en septiembre

La permanencia de la Compañía en Tudela data desde el año 1891.
Sede de la Comunidad de Jesuitas en Tudela
Sede de la Comunidad de Jesuitas en Tudela
La Comunidad de Jesuitas de Tudela cierra en septiembre

En estos días y una vez comunicado al Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, D. Francisco Pérez González, se hace oficial el cierre de la comunidad de los Jesuitas en Tudela, que será efectivo el próximo mes de septiembre de 2020. El hecho de cerrar la comunidad, de la que forman parte actualmente 8 jesuitas, no supone su marcha ni el abandono de sus obras apostólicas, a excepción del compromiso con la Diócesis sobre la responsabilidad de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes.

La decisión se enmarca dentro del proceso de reestructuración de presencias que la Compañía de Jesús inició en 2014 con el proceso de integración de cinco provincias en la Provincia de España. Los jesuitas de esta comunidad, ubicada en el Barrio de Lourdes y con sede en la calle Ador nº 31 de Tudela, recibirán nuevos destinos antes de final de curso.

La permanencia de la Compañía en Tudela, que data del año 1891, está garantizada a través del emblemático Colegio San Francisco Javier, liderado en la actualidad por un equipo de profesionales formados en la espiritualidad ignaciana. A partir del próximo curso, los jesuitas que acompañen o realicen labores en el centro podrán hacerlo desde las comunidades más cercanas, además del apoyo y asesoramiento del Sector de Educación (Educsi) de la Compañía de Jesús. 

La Compañía de Jesús también mantiene su compromiso con el proyecto del Centro Lasa para apoyo escolar y acompañamiento a niños y asociaciones inmigrantes, bien coordinado y asesorado por la Fundación Civil San Francisco Javier y por el Sector Social de la Compañía de Jesús.

La Compañía de Jesús en su conjunto, y los jesuitas que forman parte de esta comunidad actual que se despide, quiere "agradecer a todo el pueblo de Tudela, a la Iglesia local, a la Vida Religiosa presente en Tudela, así como a las instituciones y, sobre todo a las gentes de Tudela, por el cariño recibido durante tantos años; por el apoyo a las iniciativas de tantos jesuitas; por todas las ayudas recibidas en todos los niveles; por habernos ayudado a implicarnos, siempre contando con nuestras limitaciones y de manera humilde, a anunciar el Evangelio y a tratar de acompañar a las personas lo mejor posible. Sólo les pedimos que sigan apoyando los proyectos de la Compañía de Jesús de Tudela liderado, de manera fenomenal y muy comprometida, por personas laicas que mantienen el espíritu de San Ignacio de Loyola y de San Francisco Javier".