• Diario Digital | Miércoles, 20 de Septiembre de 2017
  • Actualizado 18:40

EBRO

La CHE instala un sistema de monitorización en continuo para detectar larvas de mejillón cebra en el embalse del Ebro (Cantabria-Burgos)

Esta nueva metodología permitirá un seguimiento aún más intenso sobre la especie invasora en este embalse calificado como “Protegido” a efectos de la navegación.

Sistema monitorización en continuo embalse del Ebro
Sistema monitorización en continuo embalse del Ebro
La CHE instala un sistema de monitorización en continuo para detectar larvas de mejillón cebra en el embalse del Ebro (Cantabria-Burgos)

La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), ha instalado en el embalse del Ebro (Cantabria-Burgos) un sistema de monitorización en  continuo para la detección de larvas de mejillón cebra (Dreissena polymorpha), una nueva metodología que permitirá determinar con mayor precisión la presencia o no de esta especie invasora en una masa de agua calificada para la navegación como “Tipo P” o protegido.

Con una inversión de 15.000 euros, además de la colocación del equipo avanzado en automatización que permite la programación y el control del sistema (tiempos, volúmenes, obturación de filtros,…) por conexión remota, se incluye la recogida mensual de muestras de agua del equipo por personal cualificado y posterior análisis en el laboratorio. Si se detectara la presencia de larvas, se realizaría una comunicación inmediata. 

El equipo se ubica en el edificio de coronación de la presa del embalse del Ebro y permite un análisis físico-químico del agua de los parámetros considerados más importantes en relación al desarrollo del mejillón cebra y un posterior análisis cuantitativo y cualitativo de larvas mediante microscopía en laboratorio.

 

Campañas de verano 

Este sistema amplía el control ordinario realizado en este embalse dentro de la red de seguimiento larvario del Organismo, que al encontrarse en la cabecera de la cuenca, es fundamental para controlar el avance del mejillón cebra tanto en la cuenca del Ebro, como en la cuenca del Cantábrico. 

Por su consideración de protegido, el embalse del Ebro ya es un embalse muy vigilado. La navegación en este embalse es exclusiva y la desinfección de las embarcaciones que entran y salen del embalse es obligatoria. De esta manera se previene el traslado de especies ya presentes en esta masa de agua, como la almeja asiática, detectada en mayo de este año. 

La CHE realiza desde hace 12 años una campaña anual de control larvario de especies exóticas invasoras en las masas de agua superficiales de la cuenca del Ebro, que se desarrolla cada verano y que se centra en el seguimiento de larvas de mejillón cebra en 52 embalses, en su mayoría navegables. 

El Organismo de Cuenca participa de forma activa en actividades de control, normativas, divulgativas y de investigación para frenar la expansión de especies invasoras. 

Desde la detección de esta especie en el territorio de la Demarcación, la CHE colabora de forma activa coordinando acciones con las administraciones competentes en el control de especies invasoras, principalmente las Comunidades Autónomas. Una de las labores que viene realizando es el seguimiento del estado larvario que permite conocer la afección real y potencial de la cuenca.