• Diario Digital | Jueves, 19 de Abril de 2018
  • Actualizado 23:21

RIBERA

946 parejas de cigüeña blanca inician la reproducción en 2018

La utilización de los sotos para ubicar sus nidos está posibilitando la estabilización de su población.

Unas cigüeñas esperan en un árbol
Unas cigüeñas esperan en un árbol
946 parejas de cigüeña blanca inician la reproducción en 2018

Gurelur ha censado 946 parejas de cigüeña blanca, dentro del control anual de la evolución poblacional de esta especie en Navarra iniciada el año 1994. Con respecto al año anterior, se han controlado 56 parejas más, recuperando la cifra de 2016. Esto es debido a que cada año aumenta el número de cigüeñas que utilizan los árboles de los sotos para ubicar sus nidos. La nidificación en estos enclaves naturales les está sirviendo para evitar la destrucción sus nidos, tal como se está haciendo con los nidos ubicados en los núcleos urbanos, que son sistemáticamente destruidos.

Funes con 89 parejas, ubicadas en los sotos de Gil y Ramal Hondo, es la primera localidad cigüeñera de Navarra, le sigue Lodosa con 80 parejas ubicadas en los sotos del Ebro, Castejón y Cascante con 79, Cintruénigo y Corella 77, y Cortes 76 nidos, Estas siete localidades soportan más de la mitad de la población reproductora (59%). El 63% de las parejas navarras ya utilizan los enclaves naturales para ubicar sus nidos.

La mayor concentración de nidos en un solo edificio se encuentra en el viejo edificio de la azucarera de Cortes con 51 nidos y en una bodega de Castejón, donde nidifican 35 parejas, provenientes en su mayoría de la gran colonia de esta especie existente en la cercana población de Alfaro. En enclaves naturales destacan la colonia existente en los Sotos de Gil y Ramal Hondo en Funes que tiene 86 parejas, las orillas del Ebro en Lodosa con 79 nidos, y los sotos del Alhama en Corella con 37. Los cortados de Falces, Milagro y Azagra que acogen 28, 36 y 37 nidos respectivamente.

Tudela sigue siendo la merindad con mayor número de parejas acoge, ya que cuenta con 550 parejas, lo que supone el 58% de la población navarra. La merindad de Estella acoge a 190 parejas, que supone el 20%. Le sigue la merindad de Olite con 188 parejas (20%), la merindad de Sangüesa con 10 (1%) y en último lugar se encuentra la merindad de Pamplona con 8 parejas (1%), nidos que corresponden a la pareja de Pamplona, a la de Ororbia, y a las 6 parejas de Puente la Reina. 

La consolidada tendencia de las cigüeñas a ubicar cada vez más nidos en enclaves naturales, está evitando parte de los problemas que originan en algunos edificios los nidos de las cigüeñas. La realización de estos censos nos permite conocer la evolución de esta especie en nuestra Comunidad y nos aporta los conocimientos necesarios para trabajar en la correcta gestión de las cigüeñas.