• Diario Digital | Domingo, 21 de Octubre de 2018
  • Actualizado 22:38

La cirugía estética antes de verano

La cirugía estética antes de verano
La cirugía estética antes de verano
La cirugía estética antes de verano

Uno de los ámbitos médicos más explotados en el siglo XXI es la belleza. Esta se presenta de diversas maneras en el mundo contemporáneo: concursos, maquillajes, tratamientos para la piel… Y la cirugía estética.

Son muchas las razones por las que una persona puede apelar a la cirugía estética. En un mundo donde cada vez hay mayor proyección cómo deberíamos ser o vernos, gracias a la propagación que realizan los medios de comunicación, cada vez más personas sienten que no cumplen ciertas expectativas sociales.

 La cirugía tiene siempre repuntes importantes durante los meses previos al verano, y según la opinión del Dr Jesús Gómez-Comino, esto se debe a varios factores.

La cirugía en Madrid

El sector quirúrgico alineado a la cirugía estética ha crecido significativamente en los últimos años, siendo España uno de los países cabecera de Europa en este mercado, con cifras que apuntan a entre 350 y 400 mil intervenciones anuales. Este tipo de tratamientos se han hecho hueco en la sociedad española y, por lo extendido de su uso, se ha vuelto al alcance de todos.
En Madrid, una de las clínicas de mayor prestigio es laClínica Fernández Blanco, que ofrece diversos servicios en materia estética.

La seguridad personal

Una de las características que ofrece la cirugía estética es la de darle a su paciente seguridad personal. La cirugía ayuda a superar complejos y permitir que el individuo, hombre o mujer, experimente su cuerpo de cara al mundo con mayor seguridad.

Esto hace que sean muchos los que requieran estos servicios, bien sea para tratamientos puntuales, como eliminar las bolsas bajo los ojos a determinada edad, como para tratamientos más complejos, por ejemplo las liposucciones.

Vacaciones y cirugías

Las vacaciones son la época del año donde las personas disponen de mayor tiempo libre, dedicándole este tiempo a actividades lúdicas o divertidas, como puede ser experimentar al aire libre.
Además, durante el verano es la época en la que se ve un aumento el número de las operaciones de cirugía estética, puesto que es en estos meses cuando llevamos menos prendas, bañadores, bikinis, etc... y las personas lucen más sus cuerpos; van a la playa, al parque, o sencillamente utilizan ropas ligeras para circular por la calle.

Los tipos de cirugías

Las cirugías más aplicadas antes del verano, durante la primavera, son las mamoplastias, la inserción de prótesis en los pectorales masculinos, la liposucción y la abdominoplastia, última que se encarga de remover la piel sobrante del abdomen después de una liposucción.
Suelen solicitarse también muchos aumentos de glúteos y de gemelos, aunque en proporciones menores que los de pechos, pectorales y liposucciones, que son las estrellas de la cirugía estética.
Todas son operaciones encaminadas a mejorar el aspecto de las personas en zonas que, en épocas no estivales, no suelen verse: el dorso o el pecho.

Salud y cuidados

Las operaciones estéticas necesitan de cuidados durante meses, pese a que normalmente estas atañen a la dermis y pudiera parecer que sus atenciones son menores. Pese a ello, los cuidados a la cicatrización siguen siendo muy importantes.

Las heridas, desde las más grandes a  las más superficiales, nunca deben tener contacto con el sol. Esto evita la correcta sanación y dificulta el tratamiento de la misma. Este es, probablemente, el principal inconveniente de quienes acuden tardíamente a los centros de estética, cuando el verano ya está a punto de llegar. y les va a resular más complicado evitar el sol.

Tipo de operación

Dicho lo anterior, se puede apuntar que hay operaciones más difíciles de sanar que otras, por lo que hay algunas para las que la planificación de cara al verano no es tan relevante.

Entre las operaciones que más rápido sanan, están el aumento de gemelos, y entre las que más se demoran está la liposucción. Es importante destacar esto porque aquella es la operación que suele realizarse más y que requiere de mayor paciencia en su sanación.

La liposucción necesita no sólo de la sanación per se, es decir, de la cicatrización, sino que el usuario o usuaria deberá llevar una faja para poder readaptar su cuerpo durante unas semanas o meses posteriores al procedimiento, dependiendo de la rapidez con la que la persona se cure.

Tener en cuenta esto hará del verano una época más feliz junto con las operaciones que se decidan hacer.