• Diario Digital | Domingo, 19 de Agosto de 2018
  • Actualizado 11:54

TUDELA

Gurelur instaló un observatorio de cigüeñas en la Plaza Nueva con motivo de San Blas

Durante esta fecha las cigüeñas regresan a sus nidos para iniciar la nidificación, que les tendrá atareadas hasta que vuelen los jóvenes criados en esta temporada, ya en época veraniega.

observatorio-de-tudela
observatorio-de-tudela
Gurelur instaló un observatorio de cigüeñas en la Plaza Nueva con motivo de San Blas

Gurelur volvió a celebrar un año más la festividad de San Blas, fecha muy ligada a las cigüeñas, con la colocación de un observatorio en la Plaza Nueva de Tudela, para dar la bienvenida a las cigüeñas que en estas fechas regresan a sus nidos para iniciar la nidificación, que les tendrá atareadas hasta que vuelen los jóvenes criados en esta temporada, ya en época veraniega.

Algunas personas están en la creencia de que las cigüeñas ya no migran como antaño a sus cuarteles de invernada en Africa, al seguir viendo cigüeñas todo el año. Pero los marcajes realizados con GPS de ejemplares de esta especie han demostrado que todavía hay ejemplares adultos que mantienen sus costumbres migratorias, aunque es verdad que con el cambio climático y con la costumbre de alimentarse en vertederos, muchas cigüeñas ya no migran y pululan por zonas cercanas a sus zonas de cría. Durante el año 1996 nidificaron en la capital ribera 44 de las 890 parejas que iniciaron la reproducción el año pasado. 

Para dar la bienvenida a las cigüeñas que ahora regresan de Africa, y a las que han pasado el invierno en estas latitudes y ahora inician su período de nidificación, así como para acercar el mundo de esta entrañable ave a la sociedad, se celebra este acto todos los años en el día de San Blas. 

El observatorio que estuvo colocado toda la mañana, puso a disposición de los visitantes distinto material divulgativo sobre las cigüeñas y material óptico –todo ello de forma gratuita- para la observación de la pareja de cigüeñas que nidifica en una cubierta de la Iglesia de Santa María. Esta pareja es de las pocas que todavía pueden nidificar en el casco urbano tudelano, ya que la mayoría de los nidos existentes en el casco urbano de Tudela se vienen eliminado. 

En este acto participaron escolares de varios colegios riberos, que además de disfrutar con la observación de las idas y venidas de las cigüeñas a su nido, participaron en la actividad de dibujo y de redacción sobre esta ave, recibiendo por su colaboración un cómic sobre la vida de las cigüeñas. Todas las actividades de este actividad ambiental estuvieron atendidos por 5 monitores expertos en las cigüeñas y en la educación ambiental.

observatorio-de-tudela-2