• Diario Digital | Lunes, 24 de Julio de 2017
  • Actualizado 22:38

TUDELA

Iñaki Magallón: “Elegir el parque Padre Baztán para el Todo Joven no significa que queramos echar a la gente del centro de la ciudad”

La ubicación del actoposterior a la comida popular ha marcado el previo de las fiestas. Unas fiestas que el concejal considera que serán “más participativas y mejores”.

 

Iñaki Magallón, concejal de Festejos
Iñaki Magallón, concejal de Festejos
Iñaki Magallón: “Elegir el parque Padre Baztán para el Todo Joven no significa que queramos echar a la gente del centro de la ciudad”

Afronta sus terceras fiestas como concejal de Festejos y, sin ningún atisbo de duda, los meses previos a las mismas han sido los más ‘movidos’ para él hasta le fecha. El motivo: la diferencia de posturas con respecto a la Federación de Peñas sobre la ubicación más idónea para la fiesta Todo Joven del día 27. Iñaki Magallón considera que los choques son normales. “Es una concejalía en la que uno está muy expuesto y en la que es muy complicado contentar a todos”, asegura. En su opinón, las fiestas, que aumentan su presupuesto en más de 25.000 euros, mejoran con respecto a 2016.

 

¿Con qué tres conceptos definiría las Fiestas de Santa Ana de este año 2017?

Hay uno que prácticamente las define por completo: populares. Por otro lado, destacaría los conceptos de ‘diversión’ y ‘participación’.

 

¿Es complicado innovar?

Para el Ayuntamiento, que tiene un esquema de planificación y de pliegos, es difícil innovar. Pero siempre vienen asociaciones o colectivos, ya existentes o nuevos, que piden cambios y aportan cosas. Lo trabajamos. En ese sentido, innovar es sencillo gracias a esa participación ciudadana.

 

Una de las novedades este año ha sido el aumento de dinero en las partidas presupuestarias destinadas a fiestas.

Sí, está destinado a subvencionar a las asociaciones y peñas, que cuentan con 5.000 euros más que en el pliego anterior. Para el tema de las charangas, la cantidad asciende a 1.200 euros más (hasta los 9.200), algo que ya creíamos necesario. Y de esos números aún quedan 3.800 euros para que las asociaciones de la ciudad puedan costear la organización de sus actos propios.

 

Dentro de la negociación que siempre existe entre las concejalías, porque todas piden aumentar sus partidas, ¿le costó convencer al alcalde?

No, porque era algo que teníamos muy claro y se sustentaba en argumentos. Creíamos necesario aumentar las subvenciones para peñas, potenciar el tema de las verbenas y espectáculos e incrementar el coste económico y el criterio técnico de los fuegos artificiales.

 

Esa es otra novedad. Y la gente de Tudela se pregunta, ¿habrá este año mejores fuegos artificiales?

Hace dos años el pliego baremaba un 50% lo económico y un 50% lo técnico. Se cambió a un 80% técnico y un 20% económico y para 2017 los porcentajes son 90% técnico y 10% económico. Indudablemente se busca que haya unos mejores fuegos.

Ha sido una demanda bastante habitual en los últimos años

Sí, lo sé no solo desde mi posición como concejal, sino también de cuando formaba parte de una peña y vivía las fiestas de otra manera. Pero en ese sentido tengo clara una cosa. Siempre oías que los fuegos en Tudela no eran buenos, que las verbenas en Tudela no eran buenas, que en otros sitios hay mejores actos... pienso que si algo tiene Tudela es que quizás no tenga lo mejor en todo, pero sí ese poco de todo que hace de las fiestas algo especial. Eso se puede enlazar con el tema que comentábamos de la innovación. Tenemos un programa muy completo, con festejos taurinos, bailables, conciertos, pasacalles... la variedad es enorme.

 

Si algo ha centrado el debate de las semanas previas a las fiestas ha sido la ubicación de la Fiesta Todo Joven. ¿Esperaba esta postura por parte de las peñas? 

En primer lugar, no sé si la pregunta debería formularse así. Me explico. La Federación de Peñas no es una peña o son las peñas. La Federación de Peñas es un ente en el que están representadas asociaciones y peñas de Tudela, que, después, pueden tener otras ideas o pareceres. De hecho, hemos visto cómo Beterri se desmarcó de la postura de celebrar el acto Todo Joven en Herrerías. En la federación solo hay un presidente de peñas de Tudela y ningún presidente se ha pronunciado al respecto.

 

¿Ha afectado este desencuentro a la colaboración con las peñas, a su relación con ellas?

Para nada. De hecho, se va a ver que la colaboración es muy buena y fluida en otros muchos actos, como el Día 100% Tudela o la propia Comida Popular.

 

Ha sido miembro de una peña. Desde el otro lado, ¿se ve todo más difícil?

En cierto modo sí, pero tampoco creo que sea tan difícil. Cuando estaba en la Comisión de Fiestas, pedía que el Ayuntamiento se implicara más en la organización de los actos. Por ejemplo, con los grupos del 100% Tudela, con los toldos de la Comida Popular... son aspectos en los que, en los últimos años, el consistorio se ha acabado implicando. Es una cuestión de voluntad. Por eso tampoco entendí demasiado que la Federación reivindicara en la rueda de prensa del acto Todo Joven más colaboración del Ayuntamiento, cuando en los últimos dos años la implicación ha crecido notablemente.

La colaboración con las peñas es muy buena; para nada se ha deteriorado nuestro trabajo conjunto y vamos a poder verlo en otros muchos actos de las fiestas

 

Aun estando basada en informes policiales, con la elección del Parque Padre Baztán, ¿se está mandando un mensaje de que ese tipo de eventos ya no van a tener hueco en el centro urbano?

No sé cómo responder a eso. Yo puedo contar mi percepción de lo que ha sido esta fiesta posterior a la Comida Popular. Nació como un aliciente necesario y fue creciendo poco a poco, casi sin que nos diéramos cuenta. Acabó convirtiéndose en una ‘macrofiesta’ dentro de las propias fiestas. Y ese concepto no lo entendemos como tal en el casco urbano o en el caso antiguo. Eso no quire decir que sea una manera de echar a la gente lejos del centro. Si tuviésemos una plaza que albergara a 8.000 personas con garantías, lo llevaríamos allí, pero es que no la hay.

 

¿No cree que quizás la solución compartida no pasaba por cambiar el escenario sino por darle una vuelta al ‘concepto’ que menciona?

Hay una frase de un amigo mío que dice: “Si creas un monstruo, al final lo tienes que atar”. Yo veo que hay un monstruo creado, que es la fiesta de la comida popular, y parece que el que lo tiene que atar es el Ayuntamiento. Creo que no debería ser así.

 

Con respecto a los festejos taurinos, continúa el esquema del pasado año. ¿Hay vistas para un nuevo pliego?

Sí, la idea es hacer un pliego de tres años con prórroga que dé continuidad al que diseñamos en un principio e incluya algunas mejoras. La colaboración y el entendimiento con la empresa gestora ha sido de diez.

 

Llegados al ecuador de la legislatura, ¿se siente el concejal más desgastado o ‘cansado’ de lo que creía con este cargo? 

Más de lo que creía, sin duda. Es una concejalía muy fácil de criticar y muy difícil de agradecer. Tienes que quedar bien con todos y eso no se puede conseguir.

Diría que, tras dos años de legislatura, estoy más desgastado de lo que pensaba en un principio; esta es una concejalía muy fácil de criticar y muy difícil de agradecer: he llegado a escuchar que ya no me gustan las fiesta

 

¿Alguna crítica le ha dolido por inesperada o negativa?

Con los últimos temas que hemos vivido, he llegado a escuchar que ya no me gustan las fiestas. Eso no es cierto, porque sigo viviendo la fiesta como el que más. Y si viene de alguien conocido, me duele especialmente.

 

¿Cómo espera que sean estas fiestas?

Las del año pasado ya fueron muy participativas, pero apuesto a que las de este año serán aún más participativas y mejores.