• Diario Digital | Domingo, 17 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 20:28

FÚTBOL

LaPeña Sport vuelve a ser verdugo del Tudelano

Los tafalleses vencen en un derbi navarro con muy poco fútbol al optimizar sus acercamientos y defender con orden a un espeso Tudelano (0-1).

Lizarraga trata de zafarse de Iriondo
Lizarraga trata de zafarse de Iriondo
LaPeña Sport vuelve a ser verdugo del Tudelano

La estadística venía marcada de antemano y volvió a golpear con fuerza los vetustos muros del estadio Ciudad de Tudela. La Peña Sport se le atraganta últimamente al Tudelano, especialmente en casa, y los tafalleses han vuelto a hacer honor de su condición de verdugos una temporada más. Y esta vez, con un triunfo por la mínima en uno de los dos derbis navarros de 2ª B de este Día de Navarra.

El conjunto que desde finales de octubre entrena Rodrigo Hernando ha sumado 10 puntos de 12 posibles en las últimas cuatro jornadas y ha hecho de noviembre su mes talismán. En el encuentro de este mediodía en la capital ribera, los vecinos tafalleses han demostrado que su posición en la tabla no esconde una trayectoria ascendente cimentada en la solidez y, sobre todo, en la optimización de los goles a favor.

No encontró el Tudelano el camino adecuado en los 90 minutos. Iñigo Valencia no halló la tecla para cargar de chispa a sus jugadores ni para hacer frente al gélido ambiente y al viento cortante y poderoso que jugó con el balón como un futbolista más. El juego en largo, habitual aliado de los blanquillos, no invitaba a demasiadas alegrías y, cuando el balón bajaba al césped, siempre había algún futbolista azulón apoyando a su compañero en la presión y forzando recuperaciones.

En la primera mitad, los jugadores riberos apenas inquietaron a Iñigo Calvo y su defensa. Solo alguna jugada a balón parado conseguía poner algo de emoción en los ataques locales y un chut lejano de Víctor Bravo fue lo más parecido a una ocasión de gol en ese periodo. La Peña, sin capacidad de ganar metros, buscaba a sus dos islotes, Úriz y Maeztu, aunque con más ímpetu que eficacia.

En esas se inició un segundo tiempo absolutamente fatídico para el Tudelano, derrotado en los balones divididos e incapaz de reaccionar con contundencia ante el gol del mencionado Maeztu, quien aprovechó la que fue quizás la única llegada clara de los tafalleses para adelantar a su equipo. El mazazo sentó peor de lo esperado y al equipo local le costó levantarse.

Lo hizo en la recta final, en parte gracias a la entrada de Álex Sánchez, protagonista de las dos ocasiones más claras para haber materializado la igualada. Una, su disparo al larguero de vaselina dejando al meta tafallés vendido. La otra, un cabezazo tras un buen centro de Mika que atajó sin problemas Calvo.

El asedio final no dio sus frutos. Una Peña Sport ordenada y consciente del incalculable valor de su gol se remangó para rechazar el aluvión de centros y balones colgados a su área. Con el pitido final, los de Hernando celebraron con rabia un nuevo triunfo que les deja a tan solo 3 puntos del puesto de promoción de permanencia. No es de extrañar la efusividad, pues hace menos de 30 días galopaban por el grupo sin pena ni gloria y su casillero vacío. Al Tudelano, en cambio, le queda la sensación de que, pese a ser el mejor de los navarros de este grupo II por trayectoria y clasificación, los derbis continúan siendo una asignatura pendiente.

Ficha técnica

TUDELANO: Mendioroz; Jiménez, Meseguer, Lalaguna, Barrera; Lázaro; Adán Pérez, Vega (MIka, min.80), Lizarraga, Víctor Bravo (Álex Sánchez, m.59); y Ion Vélez.

PEÑA SPORT: Iñigo Calvo; Sarriegi (Iván García, m.80), Xiker, Galarza, Iriondo; Lacruz (Socorro, m.48), Héctor, Ganuza, Xabi Calvo; Maeztu y Fermín Úriz (Joni, m.70).

ÁRBITRO: Barceló Roca (Comité Catalán), asistido por Batlle y Berjaga. Amonestó por el Tudelano a Meseguer y Lázaro y por la Peña Sport a Ganuza y Héctor.

GOL: 0-1, m.53: Maeztu.

INCIDENCIAS: Unos 500 espectadores en el Ciudad de Tudela.