Plaza Nueva

  • Diario Digital | Sábado, 20 de Abril de 2019
  • Actualizado 20:12

Bodegas Irache presenta sus vinos de la marca 1891 en La Vinoteca de Pamplona

La velada dio la oportunidad de catar los tres vinos que actualmente comercializa la marca, Rosado, Blanco y Crianza, este último, reconocido como mejor Crianza de la Cofradía del Vino de Navarra este 2019. 

Bodegas Irache presenta sus vinos de la marca 1891 en La Vinoteca de Pamplona

La Vinoteca de Pamplona en su sede de la calle Esquiroz en la Plaza del Vino de Pamplona, abrió sus puertas la tarde del miércoles 10 de abril a Bodegas Irache, quienes tras haber cambiado de administración en el segundo trimestre del año pasado, ahora con nuevos aires, presentan su nueva gama de vinos, llamados 1891, en honor al año de inauguración de la Bodega.

Esta mítica Bodega de Navarra, se enfrenta al reto de renovarse, de adaptarse a los nuevos tiempos y a ese nuevo equipo que ahora la pretende llevar de nuevo al reconocimiento por sus buenos vinos. Para ello han trabajado desde el año pasado en las 101 hectáreas que poseen en Tierra Estella, en las mezclas de las uvas que cultivan, en mejorar los procesos y trabajar la crianza de sus vinos, así han lanzado al mercado recientemente sus renovados vinos.

La Bodega posee dos líneas de productos los homónimos de la marca “Irache” y los de la marca “1891”.

Rosado 1891, un vino fresco de Garnacha, de un color entre frambuesa y asalmonado, lo que le da un toque novedad, luego en boca es amable y de trago fácil, por su parte el vino blanco 1891 de la variedad de uva Chardonnay, con un porcentaje de su uva pasada levemente por barrica francesa, aporta un vino elegante, suave y con mucha luz, un vino que promete haber llegado para quedarse.

La presentación la siguió el vino que ahora mismos es noticia en la Bodega, Crianza 1891, un vino que parte de la mezcla de las uvas Tempanillo, Merlot, Carbernet sauvignon y un toque de Garnacha, lo que lo hace muy bien estructurado y a la vez potente, de un muy agradable pase en boca y con larga vida en botella. Siendo noticia por haber sido galardonado recientemente como el mejor Tinto con Crianza de Navarra en el “XXVIII Concurso de Calidad de Vinos de D.O. Navarra”.

Concurso que tal y como lo comentó Luis Olaverri (La Vinoteca), es uno de los pocos o el único que es totalmente a ciegas, y bajo notario, lo que lo hace totalmente trasparente, para la Bodega, el haber recibido este reconocimiento es aliento para continuar la labor que se han trazado.

Al final de la velada, se ofreció una sorpresa muy especial, la Bodega ofreció un vino joven de la misma gama, que aun no estará en el mercado hasta dentro de un par de semanas, y así los asistentes tuvieron la oportunidad de catarlo por primera vez y en exclusiva.

La Vinoteca convocó para esta actividad a los tres clubes de apasionados del vino que la conforman, logrando una interesante convocatoria de casi cien personas, que atentas presenciaron la cata dictada por el enólogo de la Bodega Benoit Dreyer, aunque más que una cata formal al uso, esta reunión fue manejada como una cita entre amigos con la idea principal de disfrutar los vinos, y conocer un poco más de la bodega, entre conocidos unidos por la pasión del vino.