• Diario Digital | Domingo, 19 de Agosto de 2018
  • Actualizado 21:12

RECETA

Alcachofas de Tudela confitadas con trufa de Soria en Las Abadías de San Felices

Del 2 de febrero al 31 de marzo el Hotel Rural de Las Abadías celebra sus Jornadas de la Trufa.

Alcachofas de Tudela confitadas con trufa de Soria en Las Abadías de San Felices
Alcachofas de Tudela confitadas con trufa de Soria en Las Abadías de San Felices
Alcachofas de Tudela confitadas con trufa de Soria en Las Abadías de San Felices

Las Abadías de San Felices

En la llamada tierra de fronteras de la provincia de Soria, allá donde se dan la mano La Rioja, Zaragoza, Soria y Navarra se asienta la villa de San Felices. Un enclave de silencio y sosiego, repleto de manantiales, de frondosos bosques de ribera que lamen las aguas del río Alhama y donde las leyendas escriben la vida e historia popular de  esta comarca. Allí, a espaldas de su iglesia fortificada, que en su tiempo perteneció al Monasterio de Fitero en Navarra se asienta Las Abadías, un pequeñito hotel rural con encanto donde no dudan en ofrecer en su restaurante una cocina elaborada con mimo y con productos de la tierra. Verduras de estas huertas y con la Trufa negra, el verdadero rey de la cocina de invierno. Su cocinera, Virginia Re nos presenta uno de sus platos del menú Trufero que estará hasta el 31 de marzo.  Sólo hay que disfrutar!!!

Ingredientes 

  • 12 alcachofas de Tudela (el restaurante está en las cercanías del Moncayo y usa productos de la huerta)
  • 1,5 l de aceite de girasol
  • Sal maldón
  • 1 limón
  • ½ cucharada de Bicarbonato
  • Trufa Negra de Sori

 

Elaboración 

Lo primero que debemos de hacer es limpiar bien las alcachofas dejando sólo el corazón. Recomendamos no tirar las hojas que hemos limpiado porque con ellas podemos hacer un cado de verduras,  unas gelatinas de alcachofa o con los tallos pueden ser fritos en tempura y ponerlos con alioli. 

Los corazones que ya tenemos listos los pondremos en un bol con agua, el zumo de un limón exprimido, sal y 1/ cucharada de bicarbonato.

Al finalizar de limpiar todas las alcachofas enjuagarlas bien y ponerlas en una bandeja de cristal. Deben quedar bien apretadas en la fuente. Rellenamos la bandeja con aceite de girasol y poner luna segunda bandeja encima para siempre queden cubiertas por el aceite.

Metemos las bandejas con las alcachofas durante dos horas y media en el horno a 80º y añadimos 5 minutos más a 180 grados.  

Dejamos enfriar con el aceite.

Cuando queramos servirlas, sacamos las alcachofas y las colamos para que quede poco aceite, 5 minutos antes de servir es perfecto. Con unos guantes abrimos las alcachofas desde el corazón para que queden lo más plana posible en el plato, para hacerlo mejor usamos el índice y el anular de cada mano y desde el centro separamos hacia afuera para que quede como una flor.

Podemos templar el plato en el microondas si la alcachofa se ha quedado frías.

Antes de servir aliñar con la sal mandón molida y rallamos por encima la rufa negra.

Más Información en www.lasabadias.com