• Diario Digital | Jueves, 21 de Febrero de 2019
  • Actualizado 00:43

ALFARO

Tres detenidos por un delito de robo con fuerza en grado de tentativa en una caseta de bombeo de agua

Tres detenidos por un delito de robo con fuerza en grado de tentativa en una caseta de bombeo de agua

Agentes de la Policía Foral detuvieron el pasado 20 de abril a tres personas en Cadreita por un delito de robo con fuerza, en grado de tentativa, en una caseta de bombeo de agua. Se trata de V.S.Z., de 23 años, con antecedentes y vecino de Milagro; de F.J.G.M., de 41 años, con antecedentes y vecino de Arguedas; y de E.J.E., de 37 años y vecino de Cadreita. La Policía Foral tenía conocimiento de que se producían sustracciones de material en una caseta de bombeo de agua en Cadreita. Por este motivo una patrulla acudió a ese lugar y sorprendió a dos personas que, tras forzar una ventana, habían accedido al interior de la caseta e intentaban desmontar varios motores. Asimismo, las investigaciones policiales determinaron la implicación de una tercera persona (E.J.E.) que fue detenido en su domicilio horas después.

Por otro lado, un vecino de Larraga fue detenido el pasado 14 de abril en Caparroso por un delito de amenazas y un delito de lesiones. Se trata de E.M., de 33 años.

Los hechos ocurrieron en Larraga cuando la Policía Foral recibió el aviso de una agresión en un domicilio. Una vez en el lugar el agredido narró a los agentes que tenía alquilada una habitación al presunto agresor desde hace unas semanas pero que este no pagaba el importe convenido. Cuando le reclamó el pago del alquiler el inquilino inició una discusión durante la cual le había amenazado con un cuchillo y le había agredido en la cabeza con un tablero de parchís. El golpe le produjo una herida sangrante en el cuero cabelludo y necesitó dos puntos de sutura. Los agentes se incautaron del tablero de parchís (se adjunta fotografía) y del cuchillo y detuvieron al agresor.

También el 20 de abril fueron detenidos dos vecinos de Caparroso en una localidad de la Zona Media por un delito de daños, otro de amenazas y otro más de allanamiento de morada. Se trata de S.E.M., de 32 años y con antecedentes relacionados; y de J.M.J.H., de 31 años y con antecedentes no relacionados.

La Policía Foral recibió un aviso según el cual dos individuos habían entrado a robar en un domicilio de una localidad de la Zona Media. Una vez en el lugar los agentes se entrevistaron con los dos ocupantes del inmueble. Estos les relataron que se despertaron al escuchar un ruido y descubrieron a dos personas que habían roto a patadas la puerta principal de la vivienda y la ventanilla y el portón trasero de un choche. Los agentes localizaron a estos dos individuos en las proximidades de otro domicilio y procedieron a su detención. A S.E.M. también se le acusa de un delito de desobediencia y resistencia grave a agente de la autoridad, de una falta de lesiones y de otra falta de daños cometidas durante su identificación y detención.

Finalmente, un vecino de Marcilla fue detenido el pasado 22 de abril en su localidad por un delito contra la salud. Se trata de C.B.N., de 22 años.

La Policía Foral recibió el aviso de una pelea en Marcilla, localidad que celebraba las fiestas de la juventud. Una vez en el lugar, hasta donde también acudió la Guardia Civil, los agentes disolvieron la pelea, recogieron el testimonio de los implicados y localizaron, dentro de un vehículo situado en las inmediaciones, a otro de los implicados. Cuando registraron el interior de este vehículo, los agentes encontraron una caja metálica sujeta con imanes que contenía 15 pastillas y una bolsa con una pequeña sustancia blanca pulverulenta. Los policías también realizaron un registro autorizado de la vivienda del implicado y del garaje que utilizaba. En este último lugar hallaron 372 gramos de sustancia herbácea.