Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 14 de octubre de 2019
  • Actualizado 05:41

TUDELA

Manu Ayerdi: “Que Tudela debe tener parada de altas prestaciones para pasajeros y mercancías no es debatible, es una apuesta clara”

Manu Ayerdi: “Que Tudela debe tener parada de altas prestaciones para pasajeros y mercancías no es debatible, es una apuesta clara”

Son ya varias las ocasiones en las que Manu Ayerdi Olaizola (San Sebastián, 1967), ha pasado por Tudela y la Ribera en los últimos meses. El vicepresidente económico del Gobierno de Navarra insiste en su mensaje de que la Ribera es “clave” en el devenir de la economía navarra en los próximos años y de que el ejecutivo foral lo sabe y lo tiene en cuenta. No se corta ante asuntos como el Canal de Navarra o la necesidad de la llegada del Tren de Altas Prestaciones a la comarca. Estas son sus impresiones y sus visiones de futuro.

El Canal de Navarra es un tema recurrente en la agenda política navarra. Y polémico. ¿Se pueden buscar fórmulas para introducir el regadío en el comunal sin necesidad de esperar al canal?

Estoy seguro de que fórmulas hay muchas, y desde luego el Gobierno de Navarra está trabajando en esas fórmulas. Me consta que Isabel Elizalde están analizando todo y tenemos el compromiso de plantear nuestra aproximación para el segundo semestre de este 2016. Y lo estamos haciendo desde la convicción de que el agua en la Ribera es un recurso estratégico, tanto para regadío como de boca y para la industria.

"La Ribera está tomando una actitud de fuerza común, de movimiento para salir adelante entre sector público y privado

y ese empuje me parece muy positivo"

¿Y el gobierno de Navarra va a promover esa segunda fase del canal?

No dejamos fuera ninguna de las opciones. De momento, y en concordancia con el gobierno estatal, estamos haciendo las obras de ampliación de la Primera Fase, con 15.000 hectáreas nuevas en la zona de los ríos Ega y Arga. Y, también de mutuo acuerdo, estamos dándole vueltas a la Segunda Fase y a la situación de CANASA, que tiene unas cuentas muy complicadas. El proyecto del Canal de Navarra se ideó sobre unas hipótesis de consumos y de financiación que no se han cumplido ni de lejos y por eso ahora tenemos que arreglar la casa.

Desde su entrada en el Gobierno, ustedes señalan que la Segunda Fase es muy costosa, pero otros partidos señalan todo lo contrario.

La Segunda Fase nos obliga a una reflexión distinta y más difícil con respecto a la ampliación de la Primera Fase, que con poca inversion genera 15.000 hectáreas más de regadío. En el caso de la Segunda Fase la inversión es mayor. Lo primordial es que sabemos que el agua es un recurso clave, muy importante para la Ribera. Y vamos a atacar ese problema. Si la mejor manera es la Segunda Fase, lo veremos, pero adoptaremos la fórmula que consideremos mejor. A final de año comunicaremos nuestra decisión.

¿Ha pensado el Gobierno de Navarra en algún apoyo para que los pueblos de la Ribera potencien su comercio y se embellezcan, como ocurre en el País Vasco, donde los ayuntamientos pueden solicitar ayudas para Planes de Revitalización Comercial? 

Ahora mismo está sobre la mesa un tema que tiene que ver con las capacidades y las competencias de los ayuntamientos, el asunto del Mapa Local. Hay que tener en cuenta los recursos de los ayuntamientos, sus competencias y cómo se organizan entre ellos, y en ello está trabajando el Departamento de Administración Local. Más allá de eso, desde el Gobierno de Navarra contemplamos planes de promoción comercial, pero también estamos trabajando para ver cómo potenciarlo a través de entes o mancomunidades. Y además consideramos que, en este tema, también hay que ir más allá y reflexionar sobre el urbanismo de los municipios y su proyección a la hora de pensar planes de desarrollo comercial.

"Nuestra apuesta para el corredor ferroviario Atlántico-Mediterráneo es clara: Zaragoza-Tudela-Pamplona-’Y Vasca’; nuestra prioridad es tener un convenio claro para todos los tramos con el Gobierno del Estado cuanto antes"

¿Qué ha podido palpar en sus visitas de trabajo a la Ribera?

En la Ribera veo que se está moviendo la sociedad. Se palpa una actitud de fuerza común, en busca de un Plan Estratégico. He tenido contactos con la AER, con los ayuntamientos… y es una buena noticia que la comarca, que es referente en Navarra y estratégicamente muy bien situada, se esté moviendo. No se trata de ser optimista, sino de poner empeño y aprovechar oportunidades. Me quedo con ese giro que están dando.

¿Cree que ha faltado cohesión en la comarca?

La Ribera ha sufrido una crisis durísima, porque el sector de la construcción y algunas industrias muy poco tecnológicas sufrieron muchísimo los efectos de la recesión. La Ribera era la comarca donde el peso de estos sectores era más alto y por eso el palo ha sido especialmente grande, con la consecuencia del desempleo de larga duración. A partir de ahí, hay que construir y no creo que la Ribera tenga falta de cohesión.  En Sakana, hace unos años, coincidiendo con el cierre de siete grandes empresas, se pusieron las pilas y decidieron sentarse y remar todos en la misma dirección. Ahora se está viendo ese empuje en la Ribera y nos tenemos que quedar con ese empuje.

¿De qué manera está promocionando el Gobierno de Navarra el mucho suelo industrial que hay disponible en la Ribera?

Hay mucho suelo, incluso ya urbanizado y otro tanto disponible para urbanizar. Es la comarca de Navarra con más oferta disponible de suelo. Estamos dando una vuelta al tema de la política de precios, que no estaba demasiado definida. Vemos si merece la pena aplicar parámetros distintos. Hay casos muy opuestos, como Montes de Cierzo o Cortes y Cabanillas, que difieren en cuanto a ocupación. Por eso hay que trabajar en tratar de unificar criterios con la política de precios.

"La Ribera es la comarca con mayor oferta de suelo industrial de Navarra; lo que estamos haciendo es darle una vuelta a la política de precios, porque no estaba demasiado definida"

¿Cree que Volkswagen dará alguna alegría en la Ribera?

Además de para el empleo directo, la fabricación del nuevo modelo que conocimos hace unas semanas tendrá un impacto muy positivo en la red de proveedores. La propia compañía tiene interés en que su red de proveedores estén cerca, por lo que Tudela y la Ribera tiene ahora una gran oportunidad, tanto para aquellos proveedores que operan ya en la zona como para otras empresas que ahora encuentren una oportunidad de trabajo.

¿Cómo está trabajando el ejecutivo en torno a las deficiencias de la banda ancha en algunos polígonos industriales de la zona?

Es uno de los compromisos de este año. La situación es distinta según el territorio. En el eje de Pamplona-Tudela por autopista tiene fibra óptica tirada, pero otro tema distinto son los valles, donde hay alguna dificultad. Esta semana estaré en Carcastillo con alcaldes de la zona, una subcomarca que tiene muchas quejas al respecto. La banda ancha y el suministro eléctrico fiable son dos condiciones básicas. Como digo, es un compromiso que tenemos para este año.

¿Y sobre la conexión de autovía Medinaceli-Tudela? ¿Han recibido alguna noticia al respecto desde Madrid, es importante?

El tramo del Estado es el de mayor número de kilómetros pero los movimientos son pocos. Llegaron hasta Almazán y desde entonces no se ha movido mucho. Hemos estado reunidos un par de veces, pero la cosa va lenta. y más ahora con la situación de gobierno en Madrid. Estamos en una situación que nadie imaginaba, sin gobierno tras seis meses. Los sondeos dejan unos comicios poco claros, el verano se pone de por medio y puede que hasta septiembre no haya un nuevo ejecutivo en el Estado. Para la Ribera es un hándicap, eso desde luego.

"Lo que hemos hecho es proyectar un aumento de entre un 3 y un 4% en la recaudación, pero en lugar de explicar las cuantías y los conceptos se ha hecho una lectura política de la reforma fiscal"

¿Su apuesta ferroviaria es definitivamente la de las Altas Prestaciones?

El concepto de Tren de Alta Velocidad, TAV, que hay en el Estado, que no puede llevar ni un kilo de mercancía y es sólo para pasajeros, no tiene sentido. Apostamos por un modelo más europeo, donde la velocidad no sea tan importante. No compartimos la obsesión de los 300 km/h. En Europa lo normal son 220 km/h para pasajeros y 80-100 km/h para mercancías.

Es una cuestión de competencia estatal, el dinero le computa al Estado. Estamos diciéndole al ministerio que pague lo que ya hemos adelantado, porque llevamos invertidos 80 millones y sólo hemos cobrado 35. Pero sobre todo lo que le estamos diciendo es que Navarra quiere estar en el corredor Atlántico-Mediterráneo. Navarra no debería quedarse aislada. Nuestra obligación es insistir en que eso no ocurra y en ese sentido debemos pensar en el tramo ‘Zaragoza-Y Vasca’, pero para ello necesitamos un convenio para todos los tramos con el Gobierno del Estado.

¿Cree que se equivocó UPN al adelantar el tramo Castejón-Pamplona?

Si uno quiere hacer un corredor Zaragoza-’Y Vasca’, quizás habría tenido más sentido empezar por una de las esquinas. En Navarra ha habido una cierta resistencia histórica, acreditada en la hemeroteca, a mirar a la conexión con la ‘Y Vasca’. UPN llegó a defender que el tren debía llegar sólo a Pamplona y pararse y creo que eso nos ha hecho bastante mal.

¿Podría ser Tudela el vértice de esa conexión?

Desde luego. Está claro que Tudela tiene unas condiciones estratégicas formidables por su localización. El corredor desde Zaragoza hasta Tudela va a ir. Y nuestra idea es clara. Zaragoza-Tudela-Pamplona-‘Y Vasca’. Habrá alguno que diga que el corredor se irá de Tudela a Logroño, a Miranda y de ahí a la ‘Y Vasca’. Pero nosotros vamos a defender a capa y espada la conexión con Pamplona y la ‘Y Vasca’.

"Sectores como el agroalimentario, el energético o el del turismo son ámbitos en los que la Ribera puede tener mucho protagonismo; todos ellos están contemplados en nuestro proyecto de modelo de desarrollo"

¿Es prematuro hablar de parada y estación en Tudela?

Siempre ha habido una apuesta clara porque Tudela tenía que ser un punto de parada claro. Luego el debate está en dónde debería estar esa parada y si tiene que ser la misma para pasajeros y mercancías. Pero que tiene que haber ambas, eso es poco debatible. Se entiende y tiene que ser así. Otra cosa son los tiempos, porque un corredor ferroviario es una infraestructura que se proyecta a largo plazo y te obliga a planificar de forma diferente. Nuestra prioridad es que haya un convenio claro y contundente cuanto antes.

Están acercando el Departamento a la Ribera, explicando las subvenciones y dejándose ver... ¿Van a llegar más recursos a través de ese Plan de Legislatura que están ideando?

La Ribera es clave en dimensión, en población y en actividad. Pamplona y su comarca tienen una gran fuerza, pero la Ribera tiene un polo de población muy alto y una ubicación geográfica que ahí está. Tenemos que intentar empujar a través de varios ejes. En el nuevo modelo de desarrollo económico que estamos elaborando hay propuestas de actividades estratégicas, en las que la Ribera tiene un papel importante. Hablamos del sector agroalimentario, del sector de la energía o del sector del turismo, donde el potencial de la Ribera no se ha acabado de explotar.

Todo ello sin olvidar las inversiones en I+D+i ni a las empresas de la zona que están en procesos de internacionalización o expansión. Tenemos que llevarnos bien con las multinacionales, porque si a ellas les va bien a nosotros también, pero no podemos obviar a las empresas que ya operan en Navarra. También las que necesitan que ayudemos a sujetar el empleo existente.

Muchas voces han considerado la reforma fiscal que han aplicado negativa para esas aspiraciones  

Aunque se diga que hemos subido los impuestos una barbaridad, lo que hemos hecho nosotros es asegurar unos 100 millones más de recaudación, aumentando un 3 o un 4%. En lugar de explicar las cuantías y los conceptos se ha hecho una lectura política de esta decisión, aunque es algo que entiendo porque la fiscalidad es opinable. También se hace mucha demagogia con ella, como ahora mismo está haciendo el PP, pese a que Europa le está advirtiendo.