Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 26 de agosto de 2019
  • Actualizado 09:01

CABANILLAS

El Judas vuelve a recibir su merecido un año más en Cabanillas

Cientos de vecinos salieron a la calle para ver esta tradición ribera. 

El Judas es apresado por la guardia romana
El Judas es apresado por la guardia romana
El Judas vuelve a recibir su merecido un año más en Cabanillas

Habían pasado las 13 horas de la mañana cuando el Judas salió raudo y veloz de una de las casas de Cabanillas ante la sorpresa de todos sus vecinos. Corrió entra la gente mientras un séquito de la guardia romana lo perseguían corriendo. Se camufló entre la gente, se metió entre las casas, subió al Ayuntamiento y tuvo un pequeño susto al tirarse desde el balcón, pero este año el Judas de Cabanillas no iba a vender barata su piel y volvió a escaparse ante las risas y la sorpresa del público. Tras más de 15 minutos de fuga y ante un nutrido grupo de romanos, fue apresado en uno de los balcones que dan a la plaza del Ayuntamiento, mientras abajo todos aplaudían el espectáculo que un año más habían dado en este domingo de resurrección. 

Tras la "caza" del Judas, los quintos del 2001 repartieron caramelos, balones y chucherías desde el balcón del Ayuntamiento, mientras el Judas de este año, Pablo Alonso, descansaba tras la intensa carrera que se había pegado.

DSC_0655