• Diario Digital | Jueves, 23 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 04:34

El Ayuntamiento de Alfaro congela por séptimo año las tasas e impuestos municipales

Salió adelante con la aprobación en solitario del Partido Popular y el rechazo del Partido Socialista e Izquierda Unida.

Pleno en Alfaro
Pleno en Alfaro
El Ayuntamiento de Alfaro congela por séptimo año las tasas e impuestos municipales

En el camino a preparar cómo será el ejercicio del 2018, sobre todo a partir de la elaboración de su Presupuesto, el Ayuntamiento de Alfaro ya cuenta con las ordenanzas fiscales que regirán el cobro de sus ingresos, de la mano de sus tasas, impuestos y precios públicos. Y las tiene tras aprobarlas el pleno del Consistorio en la sesión ordinaria que vivió en la noche de este jueves, en la que el Partido Popular aprobó en solitario las modificaciones frente al rechazo de Partido Socialista e Izquierda Unida.

La concejal de Hacienda y portavoz del grupo de Gobierno, Charo Preciado, subrayó que el 2018 será el séptimo año consecutivo en el que el Ayuntamiento mantendrá congeladas las principales tasas e impuestos, con el añadido de incluir para este ejercicio varias bonificaciones que buscan incentivar el comercio de la ciudad, la rehabilitación de viviendas en el casco antiguo y el fomento del empleo.

Pero esos argumentos no convencieron a la oposición, que votó en contra señalando que no se cumple la aspiración de que las ordenanzas fiscales sean progresivas, facilitando el día a día de las familias alfareñas. Además, la portavoz socialista, Sara Orradre, reiteró un año más que los alfareños “pagan los impuestos más altos de La Rioja” y que no hay ambición desde el gobierno para reducirlos. Ante esto, Preciado replicó que fueron gobiernos socialistas los que los incrementaron frente a su esfuerzo por congelarlos.

En esta sesión, el pleno aprobó por unanimidad mociones presentadas por la oposición, como la de Izquierda Unida para que Alfaro se adhiera a la Red de Municipios por la Infancia; o las del PSOE para sumar al Ayuntamiento al Pacto de Estado contra la Violencia de Género o para solicitar a la Universidad de La Rioja que incluya a la localidad en su programa de cursos de verano, como ya estuvo entre el 2006 y el 2008.