Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 04 de junio de 2020
  • Actualizado 19:12

Maneras de conseguir un crédito en sólo 24 horas

Maneras de conseguir un crédito en sólo 24 horas

Hoy en día la estabilidad económica no prima en muchos sectores, y no solo en las grandes empresas, también ocurre con los pequeños negocios y las economías failiares. Desde que en 2008 la situación económica en España se complicara, el mercado ha cambiado y con ellos las opciones laborales. Muchas grandes empresas desaparecieron o cambiaron su modelo de negocio, pero lo más llamativo ha sido la creciente tendencia al autoempleo, la creación de pymes e incluso pequeños negocios emprendedores manejados desde casa. Así mismo, la economía que sostiene a las pequeás y grandes familias se ha vuelto algo más inestable. La solicitud de ayuda externas, como es el caso de los créditos, tiene una larga tradición en España, sin embargo, el encrudecimiento de la situación ha hecho que las grandes entidades bancarias y las opciones financieras comunes se vuelvan más exigentes y conseguir la aprobación de un crédito es cada vez más dificil. Por otro lado, las nuevas tecnologías han llegado para quedarse y no solo se han instalado con éxito en las relaciones sociales o en la forma de trabajar y comunicarse, son muchos los sectores que han detectado en ellas una herramienta útil para accedera al mayor número de público posible e incluso faiclitar cuestiones tradicionalmente complicadas, un buen ejemplo son los créditos en 24 horas. Desde casa o desde la oficina, esta opción online de solicitud de dinero permite al usuario hacer todo el proceso ahorrando tiempo y numerosos trámites tediosos, además, los requisitos de consesión parecen ser algo más flexibles y la cantidad acordada puede estar en manos del solicitante al día siguiente.

Con la apertura de nuevos negocios que se levantan con el trabajo de un solo emprendedor, o la llegada del verano, son muchos los que necesitan una pequeña ayuda para hacer frente a pequeños gastos imprevistos que necesitan ser resueltos con rapidez y que no requieren de grandes cantidades, es por esto que la tendencia es acudir a los créditos rápidos online, sin embargo, antes de decidirse por uno o tomar la decisión definitiva es importante asegurarse de estar bien informado y conocer todas las consecuencias, ventajas y procesos a seguir para que esta solicitud de dinero acabe con éxito y con la resolución del problema principal.

Un crédito en línea es una opcón que se pide por internet, por una cantidad normalmente limitada y que sirve para cubrir necesidades de corto alcance. Por lo general, están dirigidos a particulares sin centrarse específicamente en las grandes empresas con un gran sustento detrás. Además, lo más común es que no sea necesario argumentar ni detallar los motivos que han llevado a cada particular a hacer efectiva la solicitud, así como tampoco habrá que explicar la finalidad última del dinero, se podría decir por tanto que este tipo de créditos rápidos no son muy extrictos con el cliente. Por otro lado el importe para el que están pensados estos créditos no es muy elevado. Dependerá de la plataforma online y de la entidad a la que se solicite, pero lo habitual es que oscile entre los 300 euros y los 5000 euros, aunque lo más realista es tener en cuenta que no superará los 1000. Es importante saber que las empresas de créditos rápidos o créditos online no ejercen como entidades intemediarias con los inversores que prestarán su dinero, si no que son ellas mismas las que ofrecen en crédito con sus fondos acumulados.

Sin duda, el factor que más beneficios reporta al solicitante y por el que se ven atraídos la mayoría de los clientes es el escaso tiempo de espera. El plazo para conseción de este tipo de créditos es instantáneo, por lo general el dinero acaba en manos del individuo el mismo día en que se solicita o en un plazo máximo de 24 horas. Entre las ventajas de esta alternativa ante los préstamos tradicionales, se encuentra la pérdida de procesos burocráticos, en este caso, por ejemplo, no se realizará ningún estudio del cliente ni de riesgos detallados a cerca de la operación. El proceso es sencillo, se realiza mediante la cumplimentación de un formulario donde se piden los datos básicos, el objetivo es resultar lo más fácil posible para el usuario al otro lado de la pantalla.

La seguridad y la transparencia son también factores muy importantes a tener en cuenta, ya que este tipo de créditos rápidos se caracterizan por mostrar desde el principio cuales son los intereses a pagar y los plazos correspondientes, es decir, desde el principio se tendrá conocimiento del coste total de la operación, sin necesidad en muchas ocasiones de recurrir a calculadores o de buscar la letra pequeña. Por último, hay que estar informado e intentar sacar el máximo rendimiento al crédito, es decir , no hacer un mal uso de la cantidad concedida y hacer frente al pago en el tiempo estipulado.