Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 14 de agosto de 2020
  • Actualizado 15:47

NAVARRA

Desplazamientos en moto por Navarra en periodo vacacional

La moto se ha convertido en el vehículo ideal para la desescalada, al poder desplazarte de manera más eficiente y ecológica, evitando el contacto interpersonal.

El expiloto profesional Álex Crivillé nos ofrece una serie de recomendaciones
El expiloto profesional Álex Crivillé nos ofrece una serie de recomendaciones
Desplazamientos en moto por Navarra en periodo vacacional

El fin del confinamiento, la libre circulación entre provincias y la llegada del periodo vacacional incrementarán el número de viajes en moto en las próximas semanas. El expiloto profesional Álex Crivillé, plantea al colectivo motero unos tips sobre conducción responsable y segura, bajo la máxima: “la carretera no es un circuito”. El embajador de AMV (empresa líder en la comercialización de seguros de moto), prioriza la aptitud y formación necesaria para dominar las técnicas de conducción, así como la actitud del motorista para aplicar el sentido común, la prudencia y la concentración durante todo el trayecto.

Álex Crivillé resume en estos 5 puntos sus recomendaciones para un viaje cómodo y seguro:

  • Moto a punto: Es recomendable una visita previa al taller de confianza para revisar todos los elementos de seguridad activa de la moto, incluyendo la batería y la transmisión. Si esta no es posible, conviene que nosotros mismos verifiquemos el estado y nivel de aceite del motor, del líquido refrigerante, la presión y desgaste de los neumáticos, el estado de la amortiguación y de los frenos (incluyendo el líquido), así como el funcionamiento de las luces. También hay que comprobar que no hay ninguna fuga de líquidos y, por supuesto, llenar el depósito de combustible. 
  • Equipamiento motero: Durante el verano se pueden producir lesiones, al no estar concienciados de que, a pesar del calor, en la moto siempre hay que llevar un equipamiento adecuado. Además del uso obligatorio del casco, es imprescindible usar guantes y un buen calzado con protecciones, especialmente diseñados para motoristas. Adicionalmente, es recomendable llevar chaqueta y pantalón dotados de protecciones y con un tejido transpirable e impermeable. Procuraremos elegir un equipamiento de colores llamativos o que cuente con inserciones reflectantes para que nos hagan más visibles ante otros conductores durante nuestro viaje. 
  • Equipaje imprescindible: Además del móvil con la carga de batería completa y de un navegador que facilite la ruta, no debemos olvidar llevar a mano nuestra documentación y la de la moto (carnet de conducir, el permiso de circulación y la tarjeta de inspección técnica de vehículos en vigor), añadiendo la relativa al seguro. 

Debemos completar nuestro equipaje con un chaleco reflectante por si tenemos que realizar una parada de emergencia, gafas o lentillas de repuesto si se utilizan habitualmente, un pequeño botiquín de pequeños auxilios, un kit básico de reparación y antipinchazos y un juego de lámparas. 

No conviene sobrecargar la moto para no perjudicar su estabilidad y maniobrabilidad, colocando lo más pesado en la bolsa del depósito y los más liviano en el baúl trasero. De esta manera no se verá comprometido su centro de gravedad. 

En el caso de la ropa, lo doblaremos de tal forma que ocupe el menor espacio posible. Si bien los complementos y accesorios de carga suelen destacar por su impermeabilidad, guardaremos la ropa y el calzado en bolsas de plástico estancas para evitar que lleguen a mojarse en el supuesto de que exista una filtración de agua. 

Antes de empezar a cargar, es conveniente saber cuántos kilos podremos transportar en cada complemento o accesorio y cuál es el peso máximo que podrá soportar el vehículo con pasajeros y carga. De esta manera evitaremos propiciar la fatiga en nuestro viaje en moto. Una vez que hayamos repartido la carga, tendremos que verificar que el equipaje queda bien sujeto en el interior de los complementos o accesorios y que estos, a su vez, se han fijado correctamente a la moto.

  • Preparación física y disposición psíquica: Un viaje en moto supone un desgaste. Lo ideal es salir a la carretera descansado y hacer una parada aproximadamente cada 150 km. para comer algo ligero, hidratarse, estirar las piernas y reponer fuerzas. Hay que estar concienciado en todo momento de los factores externos que influyen en la seguridad y ser consciente del estado y de las condiciones de la vía por la que se circula.
  • La carretera no es un circuito: Independientemente de la velocidad a la que se circule, hay que estar alerta permanentemente y vigilar la disposición correcta del cuerpo, de las manos y de los pies, por dónde circular, realizar correctamente los giros y, sobre todo, rodar tranquilo y frenar adecuadamente. Si se viaja en grupo conviene no rodar en fila india en las rectas, mejor en formación de zig-zag, para tener visibilidad más allá de quién va delante y así facilitar que ese piloto también sepa en todo momento dónde te encuentras.

alex-criville---piloto-ideal-HD

La planificación de la ruta vacacional por Navarra

Además del poder de atracción de las populares fiestas de San Fermín, los moteros pueden encontrar en Navarra otros muchos atractivos que animen a recorrerla en moto y hacer turismo en este verano. La propia ciudad Pamplona es una ciudad verde, amurallada, con gran ambiente y muy acogedora. Aparca la moto y recorre su casco antiguo a pie, para disfrutar de su patrimonio cuidado y bien conservado. Pasea por sus calles, plazas y rincones, sin olvidar visitar la Catedral (construida entre los siglos XII y XV y que alberga uno de los claustros góticos más bellos de Europa), las iglesias-fortaleza medievales de San Nicolás y San Saturnino, la Plaza del Ayuntamiento y los 840 metros del internacionalmente conocido encierro de San Fermín. Otro gran aliciente es la degustación de sus sabrosos y variados pinchos en alguna de las terrazas y bares que encontrarás en el trayecto.

Partiendo de la ciudad, se pueden realizar recorridos como la ruta de Osasuna. Es un ejemplo de travesía llena de alicientes con un trazado de unos 307 km. Este recorrido transcurre por los llanos de Ribera de Navarra, pasa por el Acueducto de Noáin (Siglo XVIII) y por los pequeños paisajes de La Rioja. Cuenta con largas rectas, paisajes despejados y poblaciones históricas para poder hacer alguna parada, si quieres disfrutar de su estupenda gastronomía y de un legado histórico incomparable.

Con un tramo más corto, pero más duro que la anterior, AMV te propone la ruta de El Tiburón de unos 201 km. El recorrido pasa por Belate, bellísimo puerto con gran valor ecológico e histórico y que comunica Baztan y la cuenca de Pamplona. Desde allí, para los que deseen disfrutar de la playa, se puede descender trazando una ruta serpenteante hasta el mar, para luego regresar a la montaña navarra y terminar en Pamplona.

Si de lo que se trata es de realizar un relajante paseo en moto y disfrutar plácidamente del paisaje y de las localidades que te encuentres, AMV te propone la ruta de El Bebé, situada a 25 km de la capital navarra. Recorre una distancia de unos 171 km por el pintoresco Valle de Ultzama, cruzando la denominada «Suiza navarra», en la que podrás disfrutar de robledales, prados, bosques como el milenario Bosque de Orgi y de pueblos como Larraintzar, Eltso-Gerendiain o Guelbenzu o visitar el Museo de la Miel. Además de Ultzama no te puedes ir sin probar su chuletón, su miel y su cuajada casera.

Sea cual sea la ruta elegida, aprovecharemos el día antes de la partida para familiarizarnos con el itinerario que vayamos a realizar. En la web de la Dirección General de Tráfico (DGT) podremos consultar si existe alguna incidencia en la red viaria, mientras que la página de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) nos informará sobre la predicción del tiempo. Para los repostajes es muy interesante contar con una herramienta como un localizador de estaciones de servicio, en función de los kilómetros que vayamos a hacer y la autonomía de nuestra moto.