Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 13 de noviembre de 2019
  • Actualizado 23:41

Aumenta el consumo de productos financieros online

Aumenta el consumo de productos financieros online

El consumo de productos financieros como los mminicréditos en línea aumentó durante el pasado año 2016, cuando un 70% de los españoles  solicitó al menos un préstamo de este tipo a alguna de las empresas de financiación online existentes en el país, según los datos del Informe Mundial de Banca Minorista. Normalmente las tendencias que destacan en este sector son las relativas a solicitudes por imprevistos o eventualidades. Las personas que deciden pedir un crédito virtual lo hacen por alguna necesidad económica de cantidades pequeñas, de hasta unos 300 euros aproximadamente, dependiendo de la plataforma que se escoja. Existen ciertos momentos en los que los ahorros se ven disminuidos y se necesita un dinero extra para pagar alguna factura, la reparación de alguna avería del coche o cualquier otra espontaneidad que pueda surgir.

Se trata de una opción bastante cómoda y que incluye muchas ventajas. Estos préstamos se pueden solicitar en cualquier momento del día sin esperas, ya que las páginas web no tienen ningún límite horario. Además, no habrá que desplazarse; solo se necesita un aparato electrónico con conexión a Internet para entrar al portal online deseado y tramitar la solicitud. Asimismo, son créditos instantáneos, cuyo proceso de aprobación no lleva más de unos 10 o 15 minutos.

El primer paso para comenzar la tramitación es introducir la cantidad que se va a solicitar y el plazo de devolución deseado. En ese mismo momento aparecerán los gastos correspondientes, estableciéndose el precio final a pagar. Por ejemplo, si piden 200 euros a devolver en 30 días, finalmente habrá que pagar un total de 272,09 euros. Posteriormente, habrá que registrarse en la web elegida rellenando un sencillo formulario en el que se indicarán los datos personales del solicitante, una dirección de correo electrónico, un número de teléfono móvil y una cuenta bancaria donde se hará la transferencia del dinero. Una vez completado todo el proceso, habrá que esperar unos minutos hasta que se confirme que la aprobación del crédito, después de lo cual el dinero se transferirá de manera inmediata, gracias a los software informáticos que utilizan este tipo de plataformas.

Las empresas de financiación online (Fintech) dan la oportunidad de pedir un préstamo a personas con verdaderos problemas económicos, ya que no requieren ningún papeleo más que el DNI o NIE válido. Al contrario que las entidades bancarias tradicionales, no requieren presentar nóminas. Tampoco piden que una persona avale el préstamo en caso de impago del solicitante. Incluso si éste forma parte de una lista de morosos, puede tramitar su solicitud para que sea analizada por el equipo prestamista.

Sin embargo, a pesar de estas facilidades, conviene asegurarse de la solvencia de uno mismo, o sea, cada persona debe estar convencida de que podrá devolver el dinero solicitado, fijándose en sus ingresos y en el nivel de endeudamiento que tiene hasta el momento. Si finalmente se decide, deberá leer el contrato detenidamente, ya que las características de las comisiones (sean del tipo que sean: apertura, cancelación o cambio de condiciones) pueden encarecer el crédito de manera verdaderamente considerable.