• Diario Digital | Viernes, 21 de Julio de 2017
  • Actualizado 04:32

Retroceder al pasado

Retroceder al pasado

Es lamentable que los políticos que tenemos en Navarra y en otras comunidades de España, dediquen su tiempo en ver como imponer lenguas y banderas mientras cobran sus sueldos de todos los españoles.

Deberían de pensar más en el futuro que pueden tener nuestros jóvenes y ver que la juventud mundial aspira a aprender los idiomas que más se usan en todo el mundo, e implantar un sistema en el que cuatro lenguas sean la base de poderse entender unos con otros, criterio que va en contra de lo que nuestros gobiernos autonómicos quieren imponernos a través de leyes y ordenes en las que impera la instauración de la lengua autóctona por encima del aprendizaje de dichas lenguas o idiomas universales.

Creo que es obrar con torpeza, querer imponer algo que culturalmente es de una riqueza extraordinaria, pero como herramienta de uso para poder estudiar, trabajar y habitar en otros países o comunidades autónomas no es de utilidad.

Quisiera que este escrito sirva de reflexión a todos los partidos políticos ya que antes de  imponer unas ideologías de disciplina de partido, lo que debe primar primero son las personas, segundo las personas y tercero las personas, y ante esto la política es –basura-.

Por último, decirles que con su forma de actuar, estamos reviviendo una tendencia al odio, rencor y división entre los españoles, cosa que creíamos había desaparecido hace ya bastantes años.

 

Javier Blanco Toquero