Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 20 de julio de 2019
  • Actualizado 02:46

En contra del SMI

Los que criticamos el SMI no estamos en contra de que se se suban los salarios, lo cual es un argumento falaz, sino de que el gobierno lo haga a golpe de ley puesto que es una subida artificial.

Si no se ofrecen unas condiciones adecuadas para que una empresa pueda contratar y se mantienen convenios estatales muy rígidos, algo muy perjudicial sobre todo para autónomos y PYMES que intentan crecer y expandirse, lo que haces subiendo de manera artificial el salario es encarecer todavía más los costes de contratación. Una empresa que no se pueda permitir pagar a un trabajador 700€ al mes no va a poder pagarle 900€ si no le flojas la cuerda por otra parte, como podría ser bajar el IAE, sociedades o la misma cuota de autónomo que es de las más altas de Europa.

Muchos defensores del SMI ponen el ejemplo de los aproximadamente 1.500€ al mes que tiene Alemania, y ciertamente es un salario que duplica al español, pero más allá de esto hay una serie de datos detrás que es necesario conocer. Primeramente el salario medio en España ronda los 1.200€ y en Alemania en cambio ronda los 4.000. Si tú ofreces unas condiciones adecuadas para que tus empresarios, PYMES y autónomos puedan permitirse pagar salarios de 4.000€, lo que sería liberalizar el mercado laboral a fin de cuentas, no les va a suponer apenas coste que el SMI esté en 1500€, algo que en España no sucede. Recordemos que en el índice de libertad económica de la fundación Heritage Alemania ocupa el puesto 25, mientras que España se queda con el vergonzoso puesto 60.

Además si echamos un vistazo a la evolución del salario medio de ambos países vemos que en España ha caído un 20% desde 2007 mientras que en Alemania ha subido un 5%. A todo esto se añade que el SMI en España hace una década era de 600€ y el de Alemania se implementó en 2015, lo cual pone de manifiesto que el SMI per se no soluciona nada.

Y ya para terminar, países como Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia o Suiza no tienen SMI directamente, y poseen los salarios medios más altos y las tasas de paro más bajas. Casualidad también que ninguno de ellos baje del puesto 30 en el índice de libertad económica y Suiza ostente el puesto número 4.

David Serrano Pérez