Plaza Nueva

  • Diario Digital | Martes, 21 de Mayo de 2019
  • Actualizado 12:28

Esta es mi ciudad

No quisiera hablar de ella, de la cual, no me siento demasiado orgulloso. Hablaré de sus gentes y del incumplimiento de las más elementales normas de convivencia cívica, me explicaré con algunos detalles.

Echando un vistazo al suelo de Tudela, observaréis que hay cientos, miles de chicles pegados, sobre todo en aceras peatonales, dando una mala impresión de Tudela.

Si camináis por dichas aceras, podréis observar que éstas, se están convirtiendo en vías ciclistas con el peligro que ello supone, igual ocurre con los pasos de cebra. Y no hablemos de la circulación por direcciones prohibidas de estos velocípedos.

Caminando hay que mirar por obligación al suelo por la peligrosidad que ofrecen las heces que dejan los perros y cuyos dueños, o cuando menos algunos de ellos, no recogen los mismos.

Irónicamente diré que las farolas de Tudela crecen continuamente debido al riego (orines) que estos animales realizan asiduamente en las mismas. Por la misma razón, las esquinas de los edificios, se encuentran completamente sucias, descoloridas.

Hay quien se queja de la falta de papeleras que hay en Tudela, pues no, hay muchas y de gran capacidad, me refiero a los contenedores de árboles, donde puedes encontrar, paquetes de tabaco, colillas de cigarrillos en grandes cantidades, papeles, vasos y un largo etc.

Las orillas del río Ebro, son un vertedero en toda su dimensión.

Los contenedores de basura, plástico, papel etc. les hace falta una limpieza total, primero por los olores que desprenden y segundo por la suciedad acumulada de meses y meses. No hablemos de los depósitos incontrolados alrededor de estos contenedores con material de desecho, muebles y enseres de todo tipo fuera de los días de recogida acordada.

¿Por qué hay que depositar la basura fuera de horas? ¿Por qué hay que dejar las bolsas y otros elementos fuera de los contenedores aún cabiendo en los mismos?

Después de días festivos y otras celebraciones, la limpieza se debería incrementar considerablemente, ya que la basura aflora por las calles. Me refiero a papeleras llenas, vasos
y botellas por calles y plazas.

Las pocas zonas ajardinadas que hay en Tudela, se han convertido por los muetes en improvisados campos de fútbol. Hay alguna zona verde completamente arrasada. 

No entiendo por qué cuando se corta un árbol en las diferentes zonas de Tudela, no se plante otro de forma inmediata.

Esto es un repaso crítico que hago, a nadie en particular, a todos en general, habitantes de nuestra ciudad, Ayuntamiento, Mancomunidad a otros entes y, por supuesto, a mí mismo.

Todo esto que afea y deteriora a nuestra Tudela, debería ser corregido por todas las partes, ¿cuándo empezamos?