• Diario Digital | Viernes, 25 de Mayo de 2018
  • Actualizado 22:40

Interrogantes

Por mucho que lo queramos evitar, al final terminamos hablando de política y corrupción. Por lo tanto casi sin querer asociamos la una con la otra.

El pasado y el presente es desolador, ¿y el futuro?, ¿Qué haremos los que consideramos que la mejor opción política es la democracia?

A los que están ya los conocemos hace años, y desconfiamos plenamente.

Pero sobre las nuevas opciones ¿’Podemos’ confiar en ellos y confiarles nuestro voto?

Sólo sabemos de su discurso, pues nada han podido demostrar. Somos víctimas hace muchos años de promesas incumplidas por los políticos.

El Pueblo Soberano está harto de engaños, corrupción, y mentiras. Nos levantamos cada día con la seguridad de que algo nuevo olerá a podrido.

Pero… ¿debemos decidir nuestro futuro desde el cabreo y el castigo correspondiente?

Estoy convencido que dentro de todos los partidos hay gente honesta y consecuente.

Entonces ¿por qué no toman esos políticos las riendas y los limpian de corruptos desde dentro? ¿Por qué no atraen a sabia nueva y confeccionan listas abiertas?

Partidos del arco parlamentario actual, en las próximas elecciones, el pueblo es soberano. ¡O echáis a los corruptos, o las urnas os echarán a vosotros!

José Luis Ultra Arellano

Tudelano