Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 20 de septiembre de 2019
  • Actualizado 21:00

Transparencia y electoralismo

Transparencia y electoralismo

Llegan tiempos electorales, en esta ocasión con más fuerza que nunca. La decisión del presidente Sánchez de adelantar el fin de la legislatura y convocar elecciones hace que en los dos próximos meses vayamos a ser citados en dos ocasiones para ejercer nuestro derecho al voto: una para estas elecciones generales, el 28 de Abril, y al poco tiempo, siguiendo el calendario preestablecido, una segunda ocasión para las elecciones locales, forales y europeas, el 26 de Mayo.

Esta situación va a provocar que con el paso de los días y las semanas comencemos a familiarizarnos con novedades sobre partidos políticos, coaliciones, acuerdos, personas, candidatos y candidatas, listas, rumores de todo tipo, en relación con todas estas cuestiones y, sobre todo, promesas electorales en los diferentes programas. También muchas medidas y arreglillos de última hora en nuestros pueblos; es curioso que en estos momentos finales de legislatura suelen entrar las prisas que en tres años y medio los diferentes gobiernos de los diferentes municipios parecen no haber tenido. Todo vale para buscar a la desesperada hasta el último voto y la toma de posición, con una buena imagen, de cara a la cita con las urnas.

Cuando llegan estas lides electorales hay un elemento, un término, profusamente utilizado, a menudo con un fin concreto, en mi opinión, que es la manipulación del electorado. Este principio programático del que se abusa de forma tan populista, y con tan poco convencimiento y sinceridad por parte de la mayoría de las fuerzas políticas concurrentes a cada cita electoral es la promesa de “transparencia”. Como ciudadano siento una indignación especial ante la forma tan abrumadora con la que este principio aparece en todos los programas electorales, por sistema, sin que se dé una verdadera intención de cumplirlo, ni intentarlo siquiera, llegando incluso, en la práctica, a obstaculizar el desarrollo de esta tan manida transparencia.

Esto como ciudadano, pero es que como persona comprometida con un proyecto político, en el que hay que invertir parte del tiempo y las energías de uno, no he tenido nunca duda alguna de que el respeto y cumplimiento de las promesas realizadas, en general, y particularmente la de fomentar de forma verdadera y honesta la transparencia, es algo fundamental. En este sentido el proyecto político de Corella donde he venido colaborando, AMI – CDE, no deja lugar a dudas; revistas, boletines, blog, la propia asamblea abierta a la ciudadanía, y una moción presentada al ayuntamiento de Corella para que se retransmitieran los plenos municipales han supuesto durante esta legislatura claras muestras de la línea seguida en este sentido; hay que recordar que esta moción de AMI – CDE no salió adelante, y por lo tanto los plenos no han sido retransmitidos, debido al voto en contra del equipo de gobierno del ayuntamiento, voto en contra que fue argumentado con la opinión de que a la ciudadanía no le interesa lo que sucede en los plenos de su municipio, de Corella. 

AMI – CDE en su programa electoral de 2015 incluyó la transparencia como uno de sus valores irrenunciables y aseguró a la ciudadanía que, de gozar de la confianza de la misma, iba a trabajar por su desarrollo y cumplimiento. Por este motivo, porque creemos firmemente en ello, vamos a volver a incluir en nuestro programa electoral para estas elecciones del 26 de mayo el fomento de la transparencia y vamos a trabajar durante la próxima legislatura con el mismo ahínco para que esta promesa se haga realidad. Pero por este mismo motivo es aconsejable que toda la ciudadanía seamos capaces de que a la hora de leer los diferentes programas electorales tengamos en cuenta, con una visión crítica ajustada, si cada una de las fuerzas políticas han sido coherentes durante la legislatura que está a punto de finalizar, durante estos últimos cuatro años, con su promesa sobre transparencia. Porque a buen seguro volverá a aparecer en los variados programas electorales que estamos a punto de recibir, y en algunos casos habrá verdaderas intenciones de cumplirlos de forma sincera, pero en otros solo tendrán un único fin electoralista, buscando nuestro voto para convertir luego estas promesas electorales en papel mojado, como los hechos han demostrado.

Carlos Arellano
Asamblea Municipal de Izquierdas - Corella Decide Erabaki