• Diario Digital | Domingo, 23 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 09:05

Cárdenas y la verdad

Cárdenas y la verdad

Hemos podido oír recientemente en una emisora de radio, como están funcionando las cosas a nivel de comunicación sobre todo en TV. El programa de Javier Cárdenas ha sido retirado de la parrilla televisiva en agosto, sin previo aviso dejando a una plantilla de 80 personas en la calle. Me cuesta creer, que el motivo no haya sido político a tenor de sus comentarios acerca de Sanchez y los independentistas catalanes a los que titulo de xenófobos.

Fuera como fuere, la directora de TVE socialista confesa, poca o ninguna sensibilidad “social” ha tenido para dejar a 80 familias sin trabajo. Esto responde a más de lo mismo, a si no estás conmigo estás contra mí. La decisión de acabar con programas que dicen o manifiestan no estar de acuerdo con la política de gobierno, son hechos de actualidad según Javier, quien dijo: que han caído otros igual. La política por el control de la informacion y la divulgación en masa, es algo que siempre ha anhelado el equipo de gobierno.

Estamos frente a una etapa de ruptura socioemocional con los criterios de este gobierno accidental. ¿Que tipo de socialismo o de cultura de reparto social es capaz de dejar a 80 familias en la calle? El, con buen criterio personal ofreció dejar de dirigir el programa y desaparecer para que el programa pudiera mantener plantilla con alguien de su confianza, pues ni aun así. Creo ,estamos ante el peor de los escenarios posibles, necesitamos para la supervivencia de la integridad del país, no solo social si no emocional, que se articulen de inmediato reglas,leyes,de obligado cumplimiento que restablezcan la sensatez y el sentido de país, que tanto necesitamos. La llamada a la unión es más necesaria que nunca, sin el sentimiento de país unido, vamos a la desintegración que puede llevar a la fractura por etapas de la sociedad.

El tejido industrial también se está viendo afectado empresarios de Aragón están siendo presionados e incluso amenazados por los directivos de independentistas en Cataluña. ¿Qué están buscando estos lobby independentistas? ¿Que las compañías que tienen negocios prósperos se vayan y les dejen lo que tanto les ha costado crear solo por sentirse españoles? La fractura a todos los niveles es más que evidente, incluso el ejército esta internamente convulso se programan nuevas juras de bandera, para captar unidad nacional entre la población. Entramos en una etapa del país nada sencilla pero que necesita una mirada atrás para recuperar algo que estamos perdiendo, unidad nacional.

El egoísmo autonómico, la hipocresía política, el libertinaje, la falta de respeto y valores pueden destruir el proyecto que nuestros padres y abuelos consiguieron con su esfuerzo y vida como fue, reconstruir el país después de una guerra .

Me gustaría que este tipo de personajes, hicieran una reflexión interior intentando buscar algo de humanidad, de complicidad, de dialogo, de sinceridad, en la posibilidad de llegar a admitir que si no están preparados para gobernar sus propios sentimientos, ¿cómo van a gobernar un país?