• Diario Digital | Viernes, 19 de Octubre de 2018
  • Actualizado 22:36

Nada sobre nosotros sin nosotros

Nada sobre nosotros sin nosotros

Así concluía Tom Shakespeare experto en discapacidad una conferencia sobre las barreras que padecen éstas personas. 

Tenemos en nuestro país una madre coraje Mónica Sumay que,  ha montado la organización SOLCOM y que ha tenido el arresto de llevar los problemas de las personas discapacitadas a la mismísima ONU. 

Ella mantiene la siguiente tesis: “La educación inclusiva es el único camino para que se reconozcan los derechos de las personas con diversidad”.

La pelea de Mónica ha sido la causante del informe de Naciones Unidas sobre la, sistemática vulneración que España hace en relación a la escolarización en el sistema ordinario de educación a las personas con diversidad funcional.

Esto viene a cuento porque el Ayuntamiento  de Tudela con las asociaciones que trabajan en la Ribera: Anfas, Amimet y Anasap han puesto en marcha un plan con el título “LA GUIA DEL BUEN TRATO”

Esta guía persigue entre otros los siguientes objetivos:

1.- Igualdad de oportunidades

2.- Actuar con normalidad

3.- Accesibilidad en la escuela

Como decía Tom, discapacitado y muchísimas más cosas en la vida, su experiencia le ha llevado a ser un realista inconformista, lleva más de 20 años en un intenso activismo que ha logrado avanzar en los derechos de las personas discapacitadas como pocos.

Su firmeza y claridad de ideas, me parece un ejemplo bien traído porque de su actitud realista revolucionaría dice cosas como.

“Analicemos fríamente la situación, reconozcamos con claridad quienes están oprimidos y por qué. Luchemos con inteligencia para cambiar las cosas.

No nos engañemos a nosotros mismos con paños calientes, con ficciones buenistas que no representan la realidad y no llevan a ninguna parte.”

Hay que hacer un cambio de la noción médico rehabilitadora a una noción social, de diversidad de la discapacidad.

Es una cuestión de derechos y no de caridad graciable. Por esto estamos de enhorabuena porque se acaba de aprobar por unanimidad en el Parlamento de Navarra la, LEY FORAL DE ACCESIBILIDAD UNIVERSAL.

Que tiene carácter garantista con el fin de dotar a toda la ciudadanía de autonomía e igualdad de oportunidades.

Esto comenzó a considerarse en sus justos términos, cuando se puso en marcha la ley de Dependencia, tan desvirtuada en estos momentos. Es necesario ver la realidad y dar soluciones a las demandas familiares y personales.

Es la hora de girar en el sentido de conceptos cuando de lo que hablamos es de personas con discapacidad. Los movimientos por los derechos de estas personas han transitado por una senda que es fundamental

Son personas que tienen el derecho a hablar en su propio nombre. 

Rechazan ellos y sus familias la idea de la caridad y compasión. La discapacidad no es sólo un problema médico. Es un asunto que tiene que ver con la igualdad. Lo mismo que el género, la raza o la sexualidad.

Por este motivo es muy saludable poner en valor la, GUIA DEL BUEN TRATO Y SENTIR QUE LAS COSAS SE PUEDEN Y DEBEN HACER DE OTRO MODO. LA LEY DE ACCESIBILIDAD ES UN HECHO. DESARROLLARLA EN TIEMPO Y FORMA, UNA OBLIGACIÓN POLITICA.