Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 26 de agosto de 2019
  • Actualizado 09:47

Mito y rito de la fiesta de Santa Ana

Mito y rito de la fiesta de Santa Ana

Que las fiestas no son las de antaño es una obviedad de tal grado, que lo traigo a colación para justificar mi opinión sobre ellas.

Es evidente que las fiestas van en paralelo con la transformación de la sociedad.

Seguramente todos las personas que tenemos cierta edad, asociamos fiesta a  más libertad horaria, a baile y juerga, reunión familiar comida, bebida, cuadrilla, almuerzos, toros y encierro y estreno de ropa para la procesión.

En éstos momentos Tudela, ciudad con una economía mixta donde la empresa de transformación y servicios, se impone a otras formas de economía, la fiesta es diferente en muchos aspectos a lo que fueron.

La fiesta de Santa Ana sigue siendo para muchas personas única y diferente a las otras. Sin embargo las cosas han cambiado radicalmente.

Hay gente que se va incluso en esas fechas, porque soportar el gasto festivo más la vacación se hace imposible, luego hay que optar

Y para otro grupo de ciudadanos la fiesta es Rito y Mito.

Siempre queda el Rito, ese conjunto de prácticas establecidas que regulan las religiones y sus creencias en ceremonias diversas.

El Mito no es menos valorado por quienes se montan sus historias fabulosas de tradición a través del simbolismo. A veces con historia imaginaria que altera la verdadera cualidad de las cosas. Dando a veces más valor del que tienen en realidad, a mi modo de ver.

Desde el respeto más absoluto a las creencias, sólo soy capaz de recordar que la fiesta sigue siendo sobre todo alegría dentro del respeto más absoluto a las personas.

La forma de vivir la fiesta, el modo de participar en ella siempre será con el respeto como seña de identidad de una sociedad, libre y avanzada.

Respeto a quien hace de esos días festivos uso de Rito y del Mito religioso, a quien no cree en esa forma de vivirla, aún que sea representante público.

Y sobre todo que la fiesta no se arruine por sobre pasarse con el derecho a la libertad de una MUJER QUE DICE “NO” a cualquier proposición no consentida.

Que las fiestas sean el disfrute en la convivencia y respeto más exquisitos. ¡Felices Fiestas de Tudela 2019!