• Diario Digital | Lunes, 28 de Mayo de 2018
  • Actualizado 07:29

Definición y usos del aceite CBD

El aceite CBD se ha erigido últimamente como una de las soluciones mejor valoradas para luchar contra diversas afecciones

Definición y usos del aceite CBD
Definición y usos del aceite CBD
Definición y usos del aceite CBD

El aceite CBD se ha erigido últimamente como una de las soluciones mejor valoradas para luchar contra diversas afecciones, como son la ansiedad, las inflamaciones o, incluso, la epilepsia. Si deseas ampliar información sobre este producto estás en el lugar adecuado.

¿Qué es el aceite CBD?

El CBD es el cannabidiol, uno de los más de 60 componentes que se encuentran en el cannabis. Entre estos componentes, quizá el más famoso es el THC o tetrahidrocannabinol, que es el que contiene efectos psicotrópicos. Sin embargo, el CBD no produce ningún efecto de ebriedad, de vértigo o de euforia, ya que es una sustancia no psicoactiva.

Este aceite suele causar cierto escepticismo en algunos sectores, ya que desconocen todos los datos relativos al aceite de CBD y que tú puedes consultar pinchando aquí.

¿Para qué sirve el aceite CBD?

Como hemos dicho, este aceite ha ganado repercusión debido a sus múltiples propiedades curativas. No en vano, es el cannabinoide con más beneficios.

A continuación, desarrollamos algunas de sus aplicaciones terapéuticas más destacadas.

Inflamaciones y otros dolores

El aceite de CBD posee propiedades analgésicas y lucha contra la inflamación, sea cual sea su forma de consumo. Por tanto, también es eficaz para otras dolencias como las quemaduras.

La epilepsia

Esta enfermedad puede manifestarse a cualquier edad. Sin embargo, algunos casos graves son en los que el sistema autoinmune del paciente no acepta la medicina tradicional y, por tanto, no surte efecto. Es aquí donde aparece el CBD dada su escasa agresividad directa al cuerpo. Suele emplearse más en niños con síndromes como el de West o Lennox y Gastaut.

La diabetes

En efecto, según múltiples estudios y experimentos, el aceite de CBD es capaz de actuar contra las repercusiones de la diabetes. Y eso no es todo, ya que puede, además, paliar las complicaciones surgidas a partir de la diabetes, como la cardiomiopatía.

La restauración de fracturas

Otro de los usos de este aceite sirve para tratar la reconstrucción de material óseo tras una fractura. Contiene propiedades que estimulan la actividad de los osteoblastos, así como su cantidad. Con ello, el periodo de recuperación puede verse considerablemente reducido.

El cáncer

Si bien todavía sigue siendo motivo de exhaustivos estudios, todo apunta a que el CBD es muy eficiente contra ciertos tipos de cáncer, ya que posee propiedades antitumorales. La clave de su efecto está en su acción de antiangiogénesis. Esto es, evita que se creen nuevos vasos sanguíneos donde proliferan las células cancerígenas.

Como ves, el aceite de CBD sigue siendo objeto de numerosos estudios que pretenden certificar su efectividad al 100 %. Lo cierto, no obstante, es que este producto, por el momento, ha maravillado a la comunidad científica debido a sus múltiples propiedades.