Plaza Nueva

  • Diario Digital | Domingo, 26 de Mayo de 2019
  • Actualizado 00:57

TUDELA

El Centro de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva de Tudela-Este amplía sus servicios

Mejorará la atención a la salud general de la mujer y cribado de cáncer de cérvix, se reforzará la longitudinalidad en los embarazos de bajo riesgo, y se implementarán los servicios relacionados con la educación sexual y reproductiva, y la asistencia en andrología en varones.

Equipo del CASSyR (*ver pie al final de la información)
Equipo del CASSyR (*ver pie al final de la información)
El Centro de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva de Tudela-Este amplía sus servicios

El Centro de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva (CASSyR), ubicado en la tercera planta del Centro de Salud de Tudela-Este, ha ampliado sus instalaciones y servicios con el fin de garantizar el cumplimiento de las prestaciones recogidas en el Decreto Foral 103/2016, de 16 de noviembre, que establece la ordenación de las prestaciones sanitarias en materia de salud sexual y reproductiva, desde la óptica de igualdad. 

La ampliación ha permitido impulsar diferentes líneas de acción que quedarán materializadas para finales de este mes de marzo y que están relacionadas con la mejora de la atención a la salud general de la mujer y cribado de cáncer de cérvix; el refuerzo de la longitudinalidad en los embarazos de bajo riesgo, es decir, el seguimiento de la paciente por la misma profesional; la implementación de servicios relacionados con la educación sexual y reproductiva; y la asistencia en andrología. 

Nuevas instalaciones y ampliación de cartera de servicios

El CASSyR de Tudela-Este se gestiona desde el Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Reina Sofía. Cuenta con dos matronas, una consulta autónoma de enfermería, dos consultas dedicadas a la educación tanto sanitaria como sexual, consultas diarias de ginecología, una persona de administración, y dos programas específicos de atención socio-sanitaria orientada a la prostitución y a la sexología. 

Los trabajos de adecuación comenzaron a finales del pasado mes de diciembre y han afectado a una superficie útil de 145 metros cuadrados. A partir de ahora, el centro contará con siete consultas independientes, frente a las cinco que tenía hasta ahora, y una zona de administración propia. 

Una de las nuevas consultas será atendida por personal de enfermería que ofrecerá servicios de atención a la salud general de la mujer y aumentará la capacidad de prevención gracias al desarrollo del Programa Poblacional de Detección Precoz de Cáncer de Cérvix. Además, la ampliación ha supuesto reforzar la actividad de educación y control del embarazo de bajo riesgo reforzando la longitudinalidad, de manera que las pacientes contarán con la asistencia de una matrona de referencia que será la misma durante todo el período de gestación.

En cuanto a los servicios relacionados con la educación sexual, serán las matronas del CASSyR las responsables de la orientación a personas, parejas y familias; de ofrecer información sobre planificación familiar; de la atención a infecciones de trasmisión sexual; y del apoyo psicosociemocional en casos de interrupción voluntaria del embarazo. “La educación y el conocimiento es la base de la prevención de muchas enfermedades y problemas psico-emocionales de la esfera sexual; en este sentido desde el centro se intenta hacer una labor poblacional, con especial interés en los jóvenes", destaca Beatriz Azcona, ginecóloga y jefa de sección del CASSyR.

Asimismo, el centro se refuerza con la colaboración del Servicio de Urología para garantizar la atención de andrología recogida en el decreto. Esto hará posible la atención a problemas relacionados con la esfera genital y las funciones sexuales y reproductoras masculinas con posible componente orgánico, la promoción de la salud sexual de los hombres, y el tratamiento farmacológico de la disfunción eréctil iatrogénica, esto es, la disfunción surgida como efecto secundario tras una intervención.