• Diario Digital | Martes, 21 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 03:53

FÚTBOL

El Tudelano respira: el cambio de grupo le supondrá menos de la mitad de kilómetros que en el curso pasado

La propuesta de los navarros para jugar con vascos, asturianos, Racing, Logroñés, Burgos y Mirandés ha sido aprobada.

Partido contra el Lealtad de Villaviciosa, equipo al que se volverá a medir el Tudelano
Partido contra el Lealtad de Villaviciosa, equipo al que se volverá a medir el Tudelano
El Tudelano respira: el cambio de grupo le supondrá menos de la mitad de kilómetros que en el curso pasado

La noticia de que el CD Tudelano jugará en el Grupo II de 2ª B en la temporada 2017-2018 fue recibida a última hora de este lunes como un bálsamo en la entidad blanquilla. El club se jugaba mucho en aspectos como los gastos de desplazamientos y en el potencial efecto llamada para revitalizar las taquillas en los partidos como local. El trabajo en la sombra de Rafa del Amo, presidente de la FNF, ha dado finalmente sus frutos.

El club ribero jugará con sus camaradas navarros (Peña Sport, Osasuna Promesas e Izarra), los nueve equipos vascos de la categoría (Bilbao Athletic, Leioa, Gernika, Amorebieta, Barakaldo, Vitoria, Arenas, Real Sociedad B y Real Unión), los tres asturianos (Sporting B, Caudal y Lealtad), el riojano (Logroñés), el cántabro (Racing de Santander) y dos de los castellano-leoneses (Burgos y Mirandés).

El hecho de estar encuadrados en este grupo tendrá un beneficio más que importante: los desplazamientos. El Tudelano se ahorrará unos 8.270 kilómetros de viajes con respecto a la temporada pasada. Un factor que permitirá un desahogo presupuestario y también una mejor condición de cara a los partidos. En el curso 2016-2017, los viajes a Galicia, todos por encima de los 1.400 kilónetros entre ida y vuelta, supusieron un esfuerzo titánico en el desgaste físico y también en el alcance económico. En total, jugadores y cuerpo técnico se pasaron en la carretera la friolera de 17.420 kilómetros.

 

9.150 kilómetros

El total de desplazamientos de la próxima temporada da una cifra aproximada de 9.150 kilómetros. El viaje más largo que realizará el equipo será para medirse al Caudal en la localidad asturiana de Mieres (1.000 kilómetros entre ida y vuelta) y el más corto a Tafalla (120 ida y vuelta). Además, los nueve desplazamientos a los campos de los equipos vascos (el 50% de los viajes del curso) no superarán los 260 kilómetros de ida en ningún caso. A la inversa, esta circunstancia supondrá una previsible movilización de aficiones vizcaínas, alavesas y guipuzcoanas al Ciudad de Tudela.

Las reacciones en las redes sociales no se han hecho esperar, mostrando la satisfacción por este logro que durante dos temporadas se les había resisitdo a los blanquillos.