• Diario Digital | Domingo, 17 de Diciembre de 2017
  • Actualizado 20:36

PAMPLONA

Unanimidad en el diagnóstico de la Ribera, disparidad en cuanto a la respuesta

El pleno monográfico sobre la comarca deja entrever las diferencias entre los grupos parlamentarios navarros.

Alcaldes y concejales riberos en la tribuna de invitados del Parlamento
Alcaldes y concejales riberos en la tribuna de invitados del Parlamento
Unanimidad en el diagnóstico de la Ribera, disparidad en cuanto a la respuesta

Los partidos navarros han coincidido en que la Ribera es la zona más desfavorecida de la Comunidad foral, con mayor desempleo y mayor riesgo de pobreza, si bien han discrepado sobre la actuación del Gobierno foral frente a esta coyuntura. Mientras UPN y PPN han criticado el "abandono" del Ejecutivo a esta zona, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e I-E han destacado las medidas adoptadas y el PSN considera que el Gobierno "sí ha hecho gestos, aunque insuficientes".

El Parlamento de Navarra ha celebrado hoy, a iniciativa del PPN, un pleno monográfico sobre la Situación económica, educativa y social de la Ribera. La sesión ha contado con la asistencia de alcaldes de esta zona de la Comunidad foral, entre ellos, el de Tudela, Eneko Larrarte.

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha mostrado su "gran preocupación" por la situación socioeconómica y educativa de la Ribera, "una de las principales zonas de nuestra Comunidad que se encuentra en absoluto abandono. Urge tomar medidas y se necesita voluntad de hacerlo", ha indicado, para señalar que es "una de las zonas con más perspectivas de futuro".

Beltrán ha indicado que "entre 2009 y 2016 la Comarca de Tudela ha perdido más de una quinta parte de su tejido productivo. Es la zona de Navarra que más empresas ha perdido en términos relativos", ha dicho, para indicar que ello "se traduce en paro. Es la zona de Navarra con más paro".

La representante popular ha agregado que la Ribera "presenta la tasa de riesgo de pobreza más alta de Navarra". Y ha censurado a Podemos e I-E, que no han presentado ni una iniciativa para revertir esta situación, lo que ha tildado de "hipocresía". Ha continuado señalando que "la educación es la joya de la corona de cualquier Gobierno nacionalista" y ha afirmado que "en la Ribera pretenden la imposición del conocimiento del euskera, dando todo tipo de facilidades a las familias para estudiarlo, pero ni por esas".

Ha criticado que no se ha hecho "nada de nada" por la gratuidad de la autopista, y ha reclamado la alta velocidad para el desarrollo de la zona y el Canal de Navarra, que "ahora quieren reducir a la máxima expresión", ha expetado al Ejecutivo.

Javier Esparza (UPN) ha señalado que quiere "romper una lanza en favor de la Ribera", que "tiene un prometedor futuro, con un enorme potencial. Forma parte de una Comunidad social, institucional, Navarra, de un entorno geoestratégico, de España y de Europa", ha precisado, para poner en valor sus productos de "excelente calidad" y su industria agroalimentaria.

Esparza ha pedido un plan de empleo para luchar contra el desempleo en la Ribera con "dotación suficiente" y ha añadido que "el desarrollo de la Ribera pasa por la llegada de la alta velocidad y por el Canal de Navarra", dos infraestructuras, ha dicho, que "ha vuelto a impulsar UPN" porque "este Gobierno las tenía aparcadas".

En educación, ha criticado al Ejecutivo que "se empeña en abrir aulas con 5 alumnos para aprender euskera y a los que tienen necesidades no se les atiende. Debieran aceptar la realidad sociolingüística de la zona, donde nunca se ha hablado el euskera", ha puntualizado, para poner de relieve que al Ejecutivo "no les gustan las diferencias".

Koldo Martínez (Geroa Bai) ha manifestado que "la Ribera de Navarra es plural, es diversa", y ha señalado que "es la zona más castigada por el paro y con la mayor tasa de riesgo de pobreza. Requiere de un plan de intervención integral".

Ha criticado que UPN y PP "achacan al Gobierno de Barkos los males de la Ribera" y ha manifestado que "es totalmente falso que se abandone a la Ribera. Estamos por la Navarra de todos", ha subrayado Martínez, para apostar por "la cohesión social y el equilibrio territorial".

Ha señalado que el Gobierno foral "da pasos firmes para intentar revertir la tendencia económica negativa para la Ribera" y ha comentado que el Ejecutivo apuesta por una solución para el Canal de Navarra "más económica. Frente al innoble comportamiento de las fuerzas de la oposición, abogamos por el entendimiento de todas las sensibilidades en nuestra tierra y trabajaremos por el bienestar de todas las personas que viven en Navarra".

 

"La verdadera responsabilidad"

Adolfo Araiz (EH Bildu) ha manifestado que "UPN, PPN y PSN tienen la verdadera responsabilidad de lo que ocurre en la Ribera" y ha opinado que "no se puede focalizar en la presidenta del Gobierno, ni en los consejeros ni mucho menos en las fuerzas que apoyamos al Gobierno".

Tras destacar el trabajo del Gobierno en estos dos años, Araiz se ha referido al Canal de Navarra y ha indicado que "el proyecto de la oposición es desproporcionado y de dudosa viabilidad. Lo realmente grave es la manipulación a la que se ha sometido a la Ribera".

El representante de EH Bildu cree que hay que apostar por el "refuerzo de la idea de la Ribera como comarca", así como "avanzar hacia un modelo productivo sostenible en esta zona de Navarra, fomentar el empleo con medidas específicas o apoyar el sector agroalimentario. En el ámbito educativo, ha defendido el derecho a vivir y estudiar en euskera y la derogación de la ley del euskera que hace que "los euskaldunes de la Ribera sean ciudadanos de tercera".

Mikel Buil (Podemos-Ahal Dugu) ha advertido que la Ribera se enfrenta a "una fractura social, económica y cultural creciente, que es responsabilidad de los grupos que hoy se encuentran en la posición. Esta responsabilidad tiene que ver con las políticas que han ejercido tanto el PP como UPN para la implantación de su modelo económico, basado en la precarización y en la desigualdad social, que ha llevado a esta zona a la situación en la que se encuentra".

Así, ha estimado que "son necesarias a todas luces soluciones económicas a gran escala para revertir los daños e impulsar un modelo propio para la Ribera". En este sentido, ha planteado crear empleo en "sectores estratégicos" alejados del modelo de la construcción como las energías renovables, el sector agroalimentario y el turismo sostenible.

Ha solicitado un "plan de desarrollo integral específico para la Ribera. Se ha empezado a hacer, pero queda mucho", ha significado.

María Chivite (PSN) ha declarado que "la Ribera es la zona más desfavorecida de la Comunidad" y ha criticado que "las medidas o no llegan o llegan tarde. Se hace preciso un trabajo conjunto para sacar la Ribera adelante", ha dicho, para censurar que "no he visto esa actitud en los portavoces que me han precedido en el uso de la palabra".

Chivite ha opinado que "el Gobierno de Navarra sí que ha hecho gestos, ha dado algunos pasos, pero son insuficientes, la Ribera necesita algo más que parches, necesita soluciones integrales. Sin el Canal de Navarra restamos posibilidades de crecimiento a la Ribera".

Y ha añadido que "otra infraestructura necesaria es el tren de altas prestaciones", por lo que ha lamentado "la actitud de los dos Gobiernos que no han estado a la altura. Muchos asuntos pendientes en materia de infraestructura", ha señalado, para pedir la defensa de la educación pública en la Ribera.

José Miguel Nuin (Izquierda-Ezkerra) ha reconocido que existe un "desequilibrio territorial y tenemos la inaplazable tarea de revertir esta tendencia. Es tarea de los agentes de la Ribera y también de las instituciones de la Comunidad foral de forma prioritaria”.

Nuin ha insistido en que la coyuntura "requiere una actuación potente ante un escenario que tiene responsabilidades políticas con un Gobierno de UPN durante 25 años, con falta de iniciativas, falta de planificación. No se puede calificar más que de abandono lo que han hecho UPN y PPN", ha criticado.

 

La postura del gobierno

El Gobierno de Navarra ha destacado la tendencia "positiva", aunque "insuficiente", de la Ribera y ha manifestado que después de estos dos años de legislatura, "se ha revertido la tendencia, las cosas van mejor para la Ribera y el cambio ha llegado también para esta zona".

El vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno foral, Manu Ayerdi, ha señalado que la Ribera es un "área importantísima de Navarra" y "que mejore es de interés primero de sus habitantes y del interés de toda Navarra, y así lo vive el Gobierno de Navarra".

Según ha dicho, "en los últimos dos o tres años, por la mejora de la situación económica y por la implicación de todos, es evidente que estamos en tendencia positiva, insuficiente pero positiva". Ha considerado, además, positivo el trabajo que lidera el Consorcio Eder y "estaremos cerca para contribuir para que sea un éxito".

Sobre el Canal de Navarra, ha apostado por "trabajar para la continuación del Canal para no desperdiciar ni una gota" y ha anunciado que "aprobaremos en octubre" la licitación de la segunda fase del proyecto.

Ayerdi ha señalado que la conexión aérea entre Pamplona y Frankfurt "también es buena para la Ribera y el otro reto, el corredor ferroviario, es necesario. El Gobierno quiere que la conexión entre Zaragoza y la Y vasca sea una realidad cuanto antes".

Por su parte, el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ha declarado que "la Ribera tiene menor nivel de desarrollo que el conjunto de Navarra y se debe a una estructura social históricamente más desigual".

Según ha explicado, "después de estos dos años, se ha revertido la tendencia, las cosas van mejor para la Ribera y el cambio ha llegado también para la Ribera. El desempleo se está reduciendo a un ritmo más rápido en la Ribera", ha afirmado, para destacar el aumento de la afiliación a la Seguridad Social.

Laparra ha resaltado "un importante giro social y una mejora del bienestar social. En sanidad, el presupuesto del área de Salud ha crecido, con inversiones en centros de salud, nuevas ayudas de copago farmacéutico...", ha indicado, para destacar la reducción de las listas de espera, entre otras medidas.

El vicepresidente de Derechos Sociales ha añadido que en educación se ha aumentado la inversión en los centros educativos. "Nadie ha podido sentir ninguna imposición de la educación en euskera", ha clamado, para señalar un "refuerzo notable" de los recursos en los derechos sociales.

Miguel Laparra ha hablado de que el "peso de la población inmigrante es superior en la Ribera al conjunto de Navarra. La Ribera necesita esta población de origen inmigrante y la integración plena es clave para el futuro de la Ribera", ha mencionado, para abogar por el trabajo para la convivencia.

Para finalizar, ha corroborado que "la Ribera es un buen sitio para vivir", pues cuenta "con un alto nivel de infraestructuras y equipamientos". Así, tras destacar a sus gentes, ha concluido subrayando que tiene "un alto potencial de desarrollo económico y social y no necesita pesimismo ni discursos tremendistas".