• Diario Digital | Jueves, 21 de Febrero de 2019
  • Actualizado 00:38

FALCES

Falces firma un acuerdo de colaboración con la Red Navarra de Aprendizaje y Servicio Solidario

Se convierte en el segundo Ayuntamiento navarro en firmar este acuerdo, después del de Pamplona.

Falces firma un acuerdo de colaboración con la Red Navarra de Aprendizaje y Servicio Solidario

El  Ayuntamiento de Falces y la Red Navarra de AySS coinciden en una cuestión: el interés de ambos en poner en valor y difundir esta metodología educativa donde los participantes, alumnado y profesorado aprenden contenidos al trabajar en necesidades reales del entorno, con la finalidad de mejorarlo. Esta iniciativa ha sido posible por la amplia tradición y cultura de trabajo en AySS del centro escolar de la localidad, así como del apoyo que su Ayuntamiento ha demostrado repetidamente.

El alcalde de Falces, Valentín García, y el presidente de la Red Navarra de AySS, Francisco Soto, firmarán el próximo lunes 21 de enero, en la propia Casa Consistorial, el convenio de colaboración entre ambas entidades. Esta firma es la segunda que se realiza en Navarra y responde a la línea de trabajo de la Red Navarra y de la REDAPS (Red Estatal de Aprendizaje y Servicio) de involucrar a los Ayuntamientos (además de a los otros agentes sociales y educativos) en la implantación de esta metodología y filosofía que, desde un enfoque de la educación para la ciudadanía global, favorece los procesos de análisis crítico de la realidad, a la vez que la reflexión y el aprendizaje para ofrecer una acción con proyección social que pretende contribuir al cambio y mejorar la realidad a nivel local, con una visión global y desde la perspectiva de los Derechos Humanos.

El aprendizaje-servicio

El aprendizaje-servicio o aprendizaje y servicio solidario es una metodología de trabajo didáctico que integra el servicio a la comunidad en la que se encuentra enraizado el centro educativo con el aprendizaje de contenidos curriculares, habilidades y valores por parte del alumnado. Aúna así la intencionalidad pedagógica con la solidaria, haciendo al alumnado partícipe de su aprendizaje y responsable socialmente.

Esta propuesta educativa se desarrolla en un mismo y único proyecto, en el que los participantes motivados hacia determinada problemática que han conocido o detectado actúan sobre el entorno con intención de mejorarlo. La interacción entre el aprendizaje curricular y el servicio a la comunidad intensifica los efectos de ambos. Por un lado, el aprendizaje mejora el servicio a la comunidad, que gana en calidad de vida y en equidad, y, por el otro, el servicio da sentido al aprendizaje, al permitir que se transfiera a la realidad en forma de acción.

Así, las experiencias de aprendizaje-servicio permiten a niños y niñas, adolescentes y jóvenes aplicar sus saberes al servicio de las necesidades de su comunidad. Simultáneamente, esta acción solidaria en contextos reales les permite aprender nuevos conocimientos y desarrollar saberes para la vida, el trabajo y la participación ciudadana. Este tipo de experiencias permiten, en definitiva, realizar una contribución concreta y evaluable a la vida de una comunidad, y también mejorar la calidad e inclusividad de la oferta educativa formal y no formal.

Convocatoria de ayudas para la realización de proyectos de aprendizaje-servicio en Falces

La convocatoria, que se hará pública inmediatamente después de la firma del convenio como primera consecuencia del mismo, pretende promover la elaboración e implementación de proyectos educativos de aprendizaje-servicio en las entidades educativas de Falces. 

De este modo, el Ayuntamiento de Falces pretende hacer visible en el conjunto de la localidad el compromiso solidario y cívico de las entidades educativos, fortaleciendo la cohesión social y la participación de todos los agentes de la comunidad en la mejora de las condiciones de vida locales.

Para poder recibir una de las ayudas convocadas, los proyectos deberán cumplir los siguientes requisitos:

1.- Los proyectos deberán ser originales y estar elaborados y diseñados para su implementación en el curso 2018-2019. Podrán ser presentados e implementados en castellano o euskera.

2.- Las necesidades detectadas y los servicios prestados deberán ser reales y aplicarse a la ciudadanía y al entorno natural, social y cultural de Falces.

3.- Los ámbitos de servicio se ajustarán al campo de uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definidos por la ONU.

La finalidad de cualquiera de los proyectos deberá siempre ser la mejora de la realidad social y natural de Falces, así como promover el espíritu crítico y la vinculación con la mejora de la realidad de todos y todas las participantes. Tratará de fomentar el espíritu de participación y mejora entre los y las participantes, educándoles no para ser los ciudadanos del futuro, sino para ser aquí y ahora ciudadanos y ciudadanas activos y participativas.

Para  que el profesorado pueda cumplir todos estos objetivos, se ofrecerá una sesión formativa/informativa impartida por la Red Navarra de Aprendizaje y Servicio Solidario en Falces.

Los diseños presentados deberán cumplir los criterios de calidad que se explicarán en la citada sesión, a juicio de los miembros de la Red Navarra de Aprendizaje y Servicio que el Ayuntamiento solicite como jurado.

Plazos de solicitud, diseño y aplicación

    1.- La solicitud de participación se realizará por los equipos docentes antes de finales de enero. Antes de ese momento se habrá realizado ya la sesión formativa/informativa.

    2.- La presentación del diseño se realizará antes del final de febrero, mediante una plantilla metodológica y las orientaciones que se propondrán en la citada sesión formativa. En los 15 días siguientes se estudiarán los diseños y se concederán las ayudas a aquellos que mejor cumplan los requisitos anteriores. 

    3.- Antes de finales de mayo, los diseños ya aplicados, se expondrán en sesión pública basándose en la documentación obtenida en el proceso de realización del proyecto de ApS.

Dotación económica

El Ayuntamiento de Falces concederá 4 ayudas de 500 euros a los cuatro proyectos que se consideren más ajustados a los criterios de calidad indicados.

El importe del premio deberá ser invertido en desarrollar el proyecto premiado. El importe sobrante, en su caso, podrá destinarse a atender cualquier necesidad del propio centro o de la entidad social que ha colaborado en el mismo.

En el supuesto de que el proyecto premiado no llegara a ponerse en práctica en el curso 2018-2019, el centro estará obligado a devolver el importe íntegro del premio concedido, por su no ejecución total o parcial.