Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 18 de julio de 2019
  • Actualizado 20:11

ALFARO

Cientos de personas se dieron cita en la noche Arte N Vinos de Tudela

Cientos de personas se dieron cita en la noche Arte N Vinos de Tudela

El patio de Castel Ruiz, en Tudela, acogió la

primera edición de Arte N Vinos que se celebra en la capital ribera. Tras las dos exitosas fiestas anteriores de Pamplona, el “alter work” de los vinos Navarra suma

otro éxito en su trayectoria. Tras colgar el cartel “sin localidades” se iniciaba la fiesta más vanguardista de la Denominación de Origen Navarra a la que acudían quinientas personas para participar en el evento al aire libre que suponía una nueva propuesta para los tudelanos para disfrutar de su cita anual con las actividades de promoción de la D.O. Navarra.



Arte N Vinos contó con una gran acogida para disfrutar de los vinos de Bodega de Sada, Azul y Garanza, La Calandria-Juan Simón, Vinos y Viñedos Dominio Lasierpe,

Bodegas Beramendi, Príncipe de Viana, Bodegas Irache, Viña Aliaga, Bodega Inurrieta, Bodegas Piedemonte, Bodegas Ochoa, Bodegas San Martín, Bodegas Gran Feudo y Campos de Enanzo.



Los pinchos fueron elaborados por la Asociación de Restaurantes de Tudela especialmente para Arte N Vinos. El evento trataba de poner en valor la creatividad, el arte y el vino producido y elaborado en Navarra. Así los artistas participantes eran navarros. En esta edición, los asistentes pudieron disfrutar del arte de Garazi Valmaseda con un “happening colaborativo”. Glitch 1 es una

intervención en la que entre los asistentes se recompone una imagen de grandísimas dimensiones. Alejandro Cinque proponía una instalación multiproyección inspirada en el cine experimental de las vanguardias artísticas.

Huno´s de Tudela ofrecieron el punto de humor, con un microteatro con diferentes pases durante la noche. El grupo abrió las puertas de la taberna más divertida de Tudela por unas horas. Leire Urbeltz demostró su destreza artística en un Photocall interactivo. Por otro lado, Dj Funk Fatale ambientó la noche con una selecta elección musical. Por último, Dani Resano sorprendió con una “live

performance”. De nuevo, varios juegos del Casino del Vino Navarra, el Ludovino pusieron a prueba los conocimientos sobre la Denominación de Origen Navarra y sus vinos con retos como un “Quiz” del vino y adivinar a ciegas y sólo guiado por el olfato si un vino es blanco, rosado o tinto.