• Diario Digital | Martes, 15 de Enero de 2019
  • Actualizado 20:48

MILAGRO

1,23 millones en arreglar calles en Milagro

Para pavimentación y saneamiento de redes, que han sido adjudicados a las empresas Florencio Suescun Construcciones y Construcciones Boreste.

Calle Blanca de Navarra en Milagro
Calle Blanca de Navarra en Milagro
1,23 millones en arreglar calles en Milagro

Milagro va a invertir 1,23 millones de euros en la pavimentación y saneamiento de redes de nueve calles de la localidad ribera. En concreto, se destinará medio millón de euros a las mejoras en las calles Blanca de Navarra y Raimundo Lanas, obra que ha sido adjudicada a la empresa Construcciones Boreste, con sede en Tudela; y se destinarán más de 800.000 euros para las calles Amaya, Martín Azpilicueta, Luis Peñalva, Nueva y Príncipe de Viana. Esta obra ha sido adjudicada a la constructora de Larraga, Florencio Suescun.

Este plan de inversiones en infraestructuras cuenta con subvención del Gobierno de Navarra y completa un programa iniciado con las obras de pavimentación y cambio de tuberías en un tramo de la Avenida de San Juan, así como con la pavimentación de la calle Gibraltar. Ambas inversiones han supuesto un desembolso para el Consistorio de 80.000 euros.

Yolanda Ibáñez Pérez, alcaldesa de Milagro, señala que "cerramos de este modo una legislatura inversora, en la que hemos tenido la oportunidad de mejorar las infraestructuras deportivas, las culturales y de ocio, y ahora también las calles. Milagro tiene una gran necesidad de mejoras en la red de saneamiento y de abastecimiento de agua, y desde el Ayuntamiento hemos dado cumplimiento a nuestros objetivos en la legislatura y a la demanda de la ciudadanía.

El Ayuntamiento de Milagro cierra con estos proyectos una legislatura inversora en la que ha destinado casi 4 millones de euros a mejoras en infraestructuras culturales como Spacium, al embellecimiento de calles y rotondas, y al que ha sido el proyecto estrella: el nuevo complejo deportivo de las piscinas, que ha supuesto una inversión de más de 2 millones de euros. "Teníamos un plan muy concreto, con proyectos muy demandados y si no lo hemos hecho antes ha sido porque el Gobierno de Navarra ha estado dando largas a todos los ayuntamientos de Navarra, con un Plan de Infraestructuras Locales raquítico, que ha sufrido continuos vaivenes y una política errática que hemos pagado los ayuntamientos y al final, también los ciudadanos", señala Ibáñez.