Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 17 de abril de 2021
  • Actualizado 07:12

Navarra no está en peligro por la anexión al País Vasco, sino por la inanición presupuestaria

Navarra no está en peligro por la anexión al País Vasco, sino por la inanición presupuestaria

Lo he mencionado en otras ocasiones, Navarra será probablemente objeto de debate en las futuras conversaciones entre el Gobierno y ETA. No creo equivocarme si digo que en el supuesto de que se convoquen sendas mesas de partidos para hablar de lo político referido a Navarra y País Vasco, nuestra Comunidad Foral, estará en la mesa de diálogo. Es lógico y si está es porque se habrá empezado a normalizar lo político, que en nuestra comunidad y en la vecina ha estado secuestrado por los que no han consentido diferir en temas como este. Se imponía su lógica de amenazas y la coacción hacia el resto de los discrepantes.

En mi opinión y la de mi grupo político lo que se necesita es calma y tranquilidad con grandes dosis de responsabilidad para que no se malogre la situación. Que por nosotros no quede, que se suele decir. Porque ya se encarga el Gobierno de Navarra de, instalado en la mentira de que Navarra se vende y los peligros que corremos, situar el debate única y exclusivamente en está invención.

¿Cuáles son esos peligros? Los centraríamos en los aspectos mas importantes y que más afectan a los ciudadanos en general, a saber: Salud, Educación y Bienestar Social. Salud que en Navarra se ha caracterizado por su calidad, de no invertirse la tendencia y no poner los medios para atender las necesidades existentes ahora, se verá empeorada sensiblemente. Porque tanto la atención Primaria como algunas especialidades están absolutamente al límite de sus capacidades. La población ha aumentado en los últimos 10-15 años en casi 100.000 personas y los medios destinados a Sanidad y Educación no se han correspondido con las necesidades. Si hablamos de Bienestar Social, la población envejece, las dependencias se tratan, pero no con la amplitud y necesidad deseadas y muchas familias con dependientes a su cargo, siguen teniendo un gran problema que se lo solucionan como buenamente pueden. El Plan Socio-Sanitario no se ha desarrollado ni de lejos en todas sus potencialidades porque no se ha dedicado el dinero suficiente para ello. Baste con decir la falta de plazas en centros de día para ancianos y la atención domiciliaria a todas luces escasa en los pueblos y la falta de compromiso en atender desde una doble óptica, salud y servicios sociales cantidad de problemas que afectan a la población con mas necesidades.

Por lo tanto, Navarra, no es moneda de cambio y no necesita ser blindada, que para eso tiene su Ley Orgánica de Amejoramiento del Fuero y la Constitución. Sin embargo a los ciudadanos que son los que tienen la última palabra, les invito a reflexionar sobre lo antes señalado. ¿Cómo ven la sanidad, la educación, los servicios sociales? ¿Son mejorables? ¿Se atiende a la diversidad en la educación? ¿Es satisfactoria la atención en los centros de salud, que se debe esperar hasta 3-4 días para que tú médico de familia te visite? ¿Los servicios a domicilio son suficientes y atienden la demanda existente?