Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 15 de abril de 2021
  • Actualizado 03:43

Del rosa al amarillo

Del rosa al amarillo

Así, como en el título de la película de Manuel Summers, han mudado los colores de los rostros socialistas navarros. ¡Qué felices parecían aquel mayo de 2019 y qué rosa veían su futuro: en la Presidencia y puenteando a los “fachas” de UPN! Pero la vida coloca a cada uno en su sitio: el éxito inicial llevó a un camino de espinas que mudó el color sus rostros que, amarilleando-amarilleando, evolucionó al actual rabioso amarillo limón.

Porque, miremos donde miremos, los socialistas navarros están en un continuo ceder a las exigencias de sus socios, singularmente a Eh Bildu. Un día es el Canal de Navarra, otro el AVE, aquel las crecidísimas y casi inútiles subvenciones al euskera o su estruendoso silencio ante las intromisiones del PNV en los asuntos de Navarra, ¿y qué decir de la carta de capitalidad para Tudela?… Y todo por “El Poder”. Lo dicho, rabioso amarillo limón. 

Una extensión a la ley de Murphy dice que “si una serie de sucesos puede salir mal, saldrá mal en la peor secuencia posible”. Bueno, esto es lo que está pasando en Navarra desde que los socialistas del PSN y los amiguitos de ETA de Eh Bildu -tutelados por la engolada Barkos- “NO” (¡ja, ja, ja!) acordaron aliarse para eso de “hoy por ti y mañana por mí”. 

El último capítulo, por ahora, de esa “NO” (¡ja, ja, ja!) colaboración: el “Instituto Navarro de Finanzas” exigido por Bildu y ya sumisamente anunciado por Elma Saiz, consejera de Economía. Dice que se trata de un “fondo de capital riesgo estratégico, con objetivo de favorecer el crecimiento y el arraigo de empresas clave en Navarra”.

Para “favorecer el crecimiento y el arraigo de empresas clave…”. ¿Con Bildu como garante? ¿De quién se quieren descoj… reír? 

Lo llaman “Fondo estratégico” pero sería más apropiado hablar de “Fondo ideológico, porque el abanico que se le abre a Bildu es inmenso: con los euros que hemos producido y contribuido el resto de ciudadanos, Bildu “abanicará” a sus afines de periódicos, radios, medios en internet, editoriales, txiringitos kulturales, movimientos sociales “alternativos… ¡Jo, Chivite, nunca hubiésemos pensado que fueras capaz de tal macarrada! 

Cuando reflexiono sobre cosas así acabo preguntándome asombrado “¿de verdad les merece la pena, en este caso al PSN, padecer semejantes humillaciones a cambio de “El Poder”? Deben pensar que sí, allá ellos…