Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 10:38

La suerte de Toquero y su mala gestión

La suerte de Toquero y su mala gestión

En las últimas semanas se han hecho públicas tres sentencias que han dado la razón a Alejandro Toquero y su equipo: la desestimación del recurso de los sindicatos contra la modificación de la plantilla orgánica de 2019, la estimación del recurso por la que se recupera para el ayuntamiento la subvención de 120.000 € para la reparación de la cubierta del polideportivo, y la desestimación del recurso por la adjudicación del concurso de la limpieza comarcal de la Ribera, con lo que se confirma la adjudicación del contrato de limpieza viaria comarcal por parte de la Mancomunidad de la Ribera.

Estas tres noticias han sido convenientemente aireadas por el alcalde Toquero, que ha alardeado en las redes de la buena gestión de su equipo y ha hecho gala de su habitual talante prepotente, mostrándose como víctima de ataques continuos y acusando a la oposición de criticarle y de cuestionarle sin medida, como si una parte importante del trabajo de la oposición no fuera controlar la actuación del equipo de gobierno.

Pues bien, ha tenido suerte el Sr. Toquero en este mes de marzo: tres sentencias favorables. Veremos si cuando llegan otras desfavorables las airea de la misma manera. Y recordemos que el pasado febrero el TAN estimó un recurso de los sindicatos y anuló la convocatoria de la plaza de subinspector de policía para Tudela, y Toquero no hizo ninguna declaración. Y también que el ayuntamiento tiene otros recursos pendientes en el TAN (referidos por ejemplo a las plantillas orgánicas de 2020 y las futuras de 2021).

Desde nuestro punto de vista, respecto de las sentencias de este mes dan la razón a Toquero y su equipo en aspectos administrativos concretos, pero es importante destacar que en los tres casos, de una u otra forma, los tribunales dejan claro que la gestión del Ayuntamiento de Tudela o de la Mancomunidad de la Ribera ha sido irregular, incorrecta, o cuando menos bastante poco adecuada, según los casos.

En lo referente a la modificación de la plantilla orgánica municipal de 2019, recordemos que el Tribunal Administrativo de Navarra falló anteriormente sobre la misma cuestión en contra del ayuntamiento y anuló su aprobación “por no haber respetado el requisito obligatorio de negociación previa con la representación sindical”, lo que según los sindicatos demandantes era “una muestra del talante autoritario del equipo de gobierno, encabezado por el Alcalde Tudela, Alejandro Toquero”.

En cuanto a la subvención de 120.000€ para la reparación de la cubierta del polideportivo municipal, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra sentencia que el Gobierno de Navarra debe abonar íntegra la subvención retirada (buena noticia para Tudela) porque entiende que no abonarla sería un castigo desproporcionado, pero deja claro en la exposición de los hechos que la justificación del gasto se realizó fuera de plazo y que la gestión municipal no fue buena.

Y finalmente, en lo referente a la sentencia del Tribunal de Contratos Públicos de Navarra, que concluye que la adjudicación del contrato de limpieza viaria comarcal de la Ribera es adecuada, no se emite consideración alguna sobre la transparencia del proceso, que ha estado lleno de irregularidades y de oscurantismo. ¿Es buena gestión que un contrato que podía haber estado adjudicado al final del verano de 2019 no lo esté hasta casi dos años después, con otros tantos recursos perdidos por la Mancomunidad en los tribunales por irregularidades en el proceso de adjudicación? 

En definitiva, Alejandro Toquero manipula la información y la mueve en los medios y en redes, y nos quiere hacer creer que él y su equipo de Na+ (UPN, PP y Ciudadanos) están haciendo una gestión adecuada de los recursos públicos en Tudela y la Ribera, y también que él mismo es víctima de una campaña de sectarismo y mentiras orquestada por los grupos de la oposición. Si todo esto que hemos contado no fuera cierto, casi nos daría risa, pero lo triste es que así se las gasta nuestro alcalde.