Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 10 de abril de 2021
  • Actualizado 16:35

Cambio de nombre a las calles del Barrio de Lourdes

Cambio de nombre a las calles del Barrio de Lourdes

“La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás”    (Winston Churchill)

El actual proceso de cambio de nombre de las calles se puso en marcha en el año 2016 cuando se nos convocó a todos los grupos políticos a una mesa, a la que el grupo municipal de UPN acudió. Pues bien, en la tercera reunión se solicitó un informe jurídico y el equipo de gobierno dejó esa mesa aparentemente inactiva, y digo aparentemente inactiva porque el 26 de mayo de 2017, nos enteramos en la Junta de Gobierno Local de que el 28 de mayo iba a haber una reunión Informativa en el centro Cívico del Barrio de Lourdes sobre el cambio de nombre de las calles del Barrio de Lourdes.

¿En qué momento dejamos de ser compañeros de viaje y nos soltaron de la mano?

A partir de aquí se nos habla de un proceso participativo que ha incluido asambleas con los vecinos afectados, recogida de propuestas en el SAC, información por parte de los funcionarios, pleno y debate público…”un proceso limpio, transparente y en extremo participativo” parece ser. Lo que no se cuenta es que parte de los representantes de buena parte de la ciudadanía de Tudela fueron informados el 26 de mayo de 2017 de que el proceso de cambio había seguido activo con todo lo que conllevaba y no sólo eso, sino que no se había contado con ellos para nada.

Ante esta actitud del equipo de gobierno, el grupo municipal de UPN ha reclamado que se le informe, que se le escuche y que se le deje participar...lo hizo en nota de prensa, lo hizo en comisión, lo hizo en Pleno, y lo hizo en rueda de prensa.

A esto ahora Izquierda Ezkerra lo denomina “bronca actitud”, y se nos mezcla con una serie de temas, en los que hasta la ONU aparece, cuando el grupo municipal de UPN de Tudela se ha mantenido siempre al lado del cumplimiento de la ley de la Memoria Histórica, de la justicia y de la reparación, como ellos mismos nos habían reconocido hasta el momento.

El grupo municipal de UPN lo que ha puesto en duda, no ha sido el cumplimiento de la Ley sino el proceso llevado a cabo, en el que en nuestra opinión ni se ha escuchado ni se ha dado participación a la ciudadanía.

No quisiera finalizar sin dejar claro que es inaceptable que se ponga en duda la actitud democrática del grupo municipal de UPN por no pensar igual que el grupo municipal Izquierda Ezkerra y haciendo para ello un discurso bastante simplista, en el que se distingue entre buenos y malos -que debería estar más que superado a estas alturas- pero que parece ser, le viene muy bien para desviar las críticas y el descontento de buena parte de la ciudadanía, hacia donde les interesa.

“La democracia debe guardarse de dos excesos, el espíritu de desigualdad que le conduce a la aristocracia y el espíritu de la igualdad extrema que le conduce al despotismo”

(Montesquieu)

Natalia Castro
Portavoz de UPN en el Ayuntamiento de Tudela