Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 27 de noviembre de 2020
  • Actualizado 01:44

Confía en el centro escolar, lo hará tan bien como lo ha hecho siempre

Estamos destinados a convivir con el virus
Estamos destinados a convivir con el virus
Confía en el centro escolar, lo hará tan bien como lo ha hecho siempre

La última vez que escribí en Plaza Nueva fue sobre el confinamiento, entonces lo tenía muy claro, separaba confinamiento y virus y me centré en lo primero por tratarse de educación y convivencia familiar, cada uno habla de lo que cree saber.

Entonces planteába el confinamiento como una oportunidad para adquirir nuevos aprendizajes, la escuela no guarda todo el conocimiento. Mi recomendación a finales de abril ante tanto bombardeo de “buenos consejos” por los distintos medios para vivir lo mejor posible esa situación mundial tan excepcional era, “No aceptes buenos consejos, crea los tuyos propios”, teniendo en cuenta que quien hasta el momento no tenía adquiridos hábitos saludables en su vida diaria, le sería muy difícil llevarlos a cabo dentro de cuatro paredes, pues más importante que las recomendaciones, es la capacidad de la persona para llevarlos a cabo y aquí juega un papel muy importante la inteligencia emocional de cada individuo.

Siguiendo esta idea, pero con respecto a la vuelta al colegio, te diría algo parecido, “escucha todas las voces pero haz caso a la tuya y actúa en consecuencia”. Sé que no es lo mismo elegir entre una manzana o un bocadillo si se trata de comer sano, que decidir entre llevar a tus hijos al colegio o no cuando se abren las aulas en toda la comunidad Navarra mientras en otras como Gran Canaria y Lanzarote por ejemplo se plantean no abrir todavía los centros ante la alta tasa de contagios por Covid. En esta ocasión directamente, no hay opción, los padres que no quieran llevar a sus hijos al colegio sin causa justificada, lo considerarán absentismo escolar y será perseguido penalmente, a pesar de que lo que estos padres y madres en realidad defienden el derecho a la educación de sus hijos e hijas en condiciones de seguridad, es decir, una adaptación del sistema educativo en tiempos de pandemia para lo que no estamos preparados.

Confieso que tengo más preguntas que respuestas, cuando me informo para encontrarlas no sé manejar tanta información que muchas veces cambia de un día para otro, veo que ni los que parecen saber del mundo sanitario se ponen de acuerdo con respecto al virus y todo ello aumenta la incertidumbre que muchos padres y madres tenemos. ¿Hemos empezado el curso escolar porque es seguro hacerlo o porque estamos destinados a convivir con el virus y seguir el calendario escolar es prioritario en estos momentos? Sólo sé que a mí no me corresponde tomar decisiones sino acatar las que toman otras personas que quiero creer que velan por mi bienestar, así que como se trata de aportaros algo práctico que os ayude con la vuelta al cole en condiciones excepcionales, os ofrezco algunas recomendaciones pedagógicas de cuidado emocional:

Seguimos cuidando las emociones en favor de la salud de toda la comunidad educativa

  • No le recuerdes que tiene que lavarse las manos, ponerse la mascarilla y usar el gel hidroalcohólico demasiadas veces, ya lo sabe y lo acabará aprendiendo, es un hábito nuevo que tiene que adquirir sin sentirse presionado para evitar que sólo lo haga en tu presencia.
  • Confía en el centro escolar, el personal docente estará pendiente, no siempre ni a todas horas, pero igual que nosotros no lo hemos estado en casa.
  • Evita conversaciones de “patio” con otros padres y madres que alimenten en exceso tu inseguridad e incertidumbre, tienes que luchar cada día para que no decaiga el ánimo, no le des de comer mucho del mismo tema.
  • Muestra interés por la vida de tu hija o hijo en la escuela, pregúntale lo que hace o con quién se relaciona, así le daremos protagonismo a lo que es tan importante como el virus, la socialización saludable.
  • Apoya a la escuela, ahora le toca a ella cuidar de tus hijos e hijas, deben sentir que confiamos en que cuidarán bien de lo que más queremos, no lo tienen que hacer mejor de lo que lo haríamos en casa, lo tienen que hacer tan bien como saben hacerlo y lo han hecho siempre.

padresformados.es