Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 10 de abril de 2021
  • Actualizado 17:12

De la sequía también se puede aprender

Con la sequía que estamos sufriendo este año, creo que nos teníamos que parar y pensar cómo y porqué nos encontramos en esta situación...

4 Sequía en el río Ebro 1206
Mapa del área propuesta como nuevo embalse
De la sequía también se puede aprender

Con la sequía que estamos sufriendo este año, creo que nos teníamos que parar y pensar cómo y porqué nos encontramos en esta situación y, si queremos ver, nos daremos cuenta de la realidad, por sí aún queremos poner remedio ante este grave problema y evitarlo en gran medida en lo sucesivo. 

Gracias a los embalses que tenemos en Navarra, podemos subsistir medianamente, ya que existen restricciones, y que de seguir así aumentarán en todos los sectores. Y la pregunta que nos hacemos todos es ¿Qué pasa con el río Ebro? La contestación es muy fácil de contestar. 

Todos sabemos que el río Ebro es el más caudaloso de España por la cantidad de afluentes que tiene y su situación geográfica, y que la mayor parte de su vida está echando agua al mar como para regar toda España, esto es un dicho que siempre hemos oído cuando vienen tantas crecidas.

Ante estas circunstancias, la pregunta es ¿qué es lo que está fallando aquí? 

Esto quiere decir que en el río Ebro y sus afluentes no existen los suficientes embalses como para evitar lo que estamos viendo y pasando este año, y tener más reservas, y esto es lo que tienen que pensar y hacer los políticos, porque sólo así se podrá evitar, ya que agua la hay y mucha, y lo que no hay es interés y responsabilidad para solucionar este gran problema. 

Ante este gran problema, que afecta a toda la cuenca del río Ebro, quiero exponer una posible solución que desde hace muchos años la tengo en mente y es lo siguiente. 

Visto el problema de la falta de embalses en la cuenca del río Ebro, en Tudela existe un lugar que muga con la orilla del río y que se llama El Barranco de San Gregorio, que se comunica con el Barranco de Las Bardenas, y éste a su vez tiene una longitud de 17 Km. Con unos desniveles óptimos como para pensar en realizar varios embalses para embalsar agua elevándola desde el río Ebro, ya que sus niveles son mínimos, aprovechando energía solar. 

Todo lo aquí expuesto, está acompañado de un estudio topográfico con el fin de que todos los lectores puedan juzgar su viabilidad. 

Espero que este boceto o anteproyecto, sirva para que alguien, y vistas las circunstancias, se ponga manos a la obra y actuar. Tengo que añadir también, que este barranco en cuestión donde se pueden construir estos embalses, de toda la vida han sido y son terreno inservible y que nadie podrá poner ningún tipo de objeción ni oponerse a construir dichos embalses, por no existir ni agua para beber el ganado, ni la fauna en general. 

Por último decir, que con todo lo aquí expuesto se pueden conseguir varios objetivos: 

1º.- Poner en regadío todas las tierras de Bardenas.

2º.- Tener unas grandes reservas de agua para ayudar al Ebro, en años como éste, y a la ganadería y fauna para que tengan agua para beber.

3º.- Aprovechar los desahogos de cada presa, para conseguir producción eléctrica. 

4º.- Y en algún caso extremo, poder conseguir más agua del subsuelo mediante pozos de captación, ya que existen varias corrientes en esa zona que van de Norte a Sur, y por consiguiente se podría conseguir un buen caudal que merece la pena. 

Si Dios quiere y esto sale adelante, que nadie se ponga medallas, porque es para todos los españoles, y esto es lo que crea riqueza, bienestar y puestos de trabajo, que es lo que hace falta en Navarra y en España.