Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 19 de abril de 2021
  • Actualizado 04:08

El alcalde de esta villa hace saber…

Que si se nubla el sol va a llover (en homenaje a todos los pregoneros).

El alcalde de esta villa hace saber…

Cuando yo nací allá por el 1963. En mi casa no había ni televisión, ni frigorífico, ni teléfono, etc. Pero éramos felices y no teníamos ni estufa de gas. Los valores de esa sociedad eran el respeto y la solidaridad, entre vecinos “chica, dame vinagre”, “fulanita, dame sal” y así todo, si alguno enfermaba el mejor hígado y la mejor gallina caía en su casa. De ahí viene el dicho cuando el pobre come merluza o está mala la merluza o está malo el pobre. Fuimos evolucionando y más confort y más comodidades y menos solidaridad, más envidias y menos amabilidad, y llegó la definitiva: Internet. Cosa muy buena, si se utilizase como se debería de utilizar. Pero los humanos tenemos bastante de animales, no por los animales, si no por lo burros que somos y buitres y ratas de alcantarilla y me explico para las musarañas.

Internet debidamente utilizado es de lo mejor para el género humano, comunicación, medicina, rapidez, cultura, etc. Pero queda la otra parte con un tanto por ciento muy elevado; hay gente que utiliza las redes sociales para sacar bulos y descalificar a personas, empresas y colectivos, etc. Con el agravante que no firman con su nombre, se escudan en un seudónimo y hacen mucho daño a esta sociedad que solo en eso cree. Y no discutas porque la excusa más fácil es “lo pone en el móvil y es verdad”. ¿Será acta notarial? Vuelvo atrás a los años 1963 mentiras y descalificaciones hubo siempre, pero sabías de dónde venían y tenías la oportunidad de buscar al dicho bicho. Por todo esto, quiero decir, que se debería de regular las redes sociales y el que escriba este plenamente identificado, seremos más libres y menos cobardes. Y el que suscribe hace saber que no sé manejar Internet.