Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 11 de abril de 2021
  • Actualizado 23:10

De toros y Fiestas

En el siglo XII ya se hablaba de festejos taurinos en el Fuero de Tudela y se refería en concreto al toro ensogado.

De toros y Fiestas

En el siglo XII ya se hablaba de festejos taurinos en el Fuero de Tudela y se refería en concreto al toro ensogado. La primera corrida de toros se celebró en Navarra en 1.385 durante el reinado de Carlos II. Más tarde, con Catalina de Foix y Juan de Labrit, la fiesta alcanzó gran popularidad. Pero en el año 1.567 el Papa Pío V publicó la primera bula prohibiendo las corridas de toros. Años después, Felipe II logró que otro pontífice, Gregorio XIII, revocara la orden del antecesor. En 1.720 el Consejo Real prohibió en el reino todas las fiestas de toros y novillos, pero el arraigo popular pudo con la prohibición. Y en 1.805 una Real Cédula prohibió terminantemente las corridas. Pese a todo, éstas continuaron celebrándose. 

En Tudela ya se corrieron toros en 1.510 en el Mercadal, y en 1.619 se acordó celebrar dos corridas en la plaza de Herrerías. La plaza Vieja también fue escenario de festejos taurinos, lo mismo que la plaza de los Fueros que se creo con tal propósito. Otras plazas fueron la de Los Cañizos, la del Paseo de Invierno o la actual que se construyó en 1933 por suscripción popular. 

Los encierros también han sido siempre un espectáculo muy del agrado de los tudelanos y tudelanas. En 1935 los corrales estuvieron situados en las antiguas Escuelas Protegidas; más tarde las vacas salían del corral del cuartel de Sementales, después de Barrio Verde, del Garaje Tudelano en la parte baja de la Avenida Zaragoza, de las cuadras de Casado en la Avenida Central y, por último, de la ubicación actual en la Calle Frauca.

"Con las Fiestas y los Toros no puede nadie, ni reyes ni papas"

En otros aspectos de las Fiestas también se han venido produciendo cambios notables. A finales de los años ‘50 la feria y las garitas estuvieron situadas en Herrerías y la plaza de San Juan. El Chupinazo se lanzaba desde el balón del Ayuntamiento pero desde 1982 se viene haciendo desde la Casa del Reloj. Eran típicos los almuerzos tras el encierro en la calle del Tubo. Las verbenas nocturnas se celebraban en el Frontón, el Arenas y en el patio de las Escuelas Protegidas (las organizaba el Muskaria) y por allí pasaron las primeras figuras del panorama musical nacional: Toni  Ronald, Machín, Susana Estrada, Julio Iglesias, Juan Pardo... Se inauguró la discoteca Beethoven con un cartel de lujo: Lolita Sevilla, Los Comodines, Miguel Ríos, Mari Trini, Pino Donaggio, Basilio, Unión de Reyes, Dúo Dinámico, Peret y Camilo Sexto.

A la procesión de Santa Ana era costumbre ir en traje y corbata hasta que las peñas empezaron a acudir con su atuendo festivo a principios de los años ‘70. Eran típicas las pancartas de las peñas con sus caricaturas y criticas, su humor y estilo. Hasta se hacían concursos de pancartas. Hoy solamente dos peñas mantienen esta tradición. 

Con cambios o sin ellos con las Fiestas y los Toros no puede nadie, ni reyes ni papas. Son como la materia, que ni se crea ni se destruye, sólo se transforma.