Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 10:53
Gasto inútil

Una vez más con sorpresa admiramos el gran trabajo de medio ambiente, al gastar una gran cantidad de dinero en limpiar de especies vegetales invasoras, la orilla de la acequia principal de la presa al molinar. Es increíble que desarrollo de proyecto, increíblemente proyectado y ejecutado, seguro que ahora el ecosistema respirara mucho mejor al haber librado la tierra de especies invasoras, no autóctonas. Bueno, quizás por poner algún pero, no se ha retirado la madre del carrizo dejando en el agua el barro que contiene el peine volviendo a salir en breve y manteniendo el único peligro para las personas. También, se podía haber utilizado un cazo plano para limpiar el fondo y con el vaso seco, haber empedrado el fondo de esta manera, el sedimento corre y el agua se estanca menos. 

La incapacidad de este departamento para adoptar medidas que desarrollen aprovechamientos, para su posterior disfrute viene de muy lejos y necesita una reestructuración completa. Parece ser a estas alturas, alguien no sabe que los disfrutarios de los recursos y los aprovechamientos posibles de masas de agua, forestales, o de cualquier tipo, pertenecen al pueblo. Este canal, se presta a un proyecto de recuperación de zona, para práctica de pesca por muchos motivos como son: control del caudal, calidad del agua, control de las especies introducidas, sería un revulsivo para la juventud de Tudela para retomar el contacto con la pesca y el medio. 

Este sí, hubiera sido un gasto bien invertido en algo que luego tiene un aprovechamiento posterior, no como de costumbre en alimentar juicios de valor acerca de que especies son autóctonas o aloctonas con criterios más que discutibles en procedimientos, técnicas, lugares, etc., véase muflones, castores, visones, cormoranes etc. etc. .Este canal bajo un proyecto del ayuntamiento podía ser un revulsivo en diferentes vertientes de ensayo, uno focalizado en ver como ciertas especies notan y resisten calidad del agua y otro, en ver como conviven unas con otras. La zona tiene recorrido estable, con poca profundidad valdría y su longitud permitiría un gran número de pases diarios. Con poca inversión, se podría habilitar una nueva zona de pesca sin molestar a sus usos principales como son el riego y aliviadero. 

El ayuntamiento, en un proyecto conjunto de recuperación de masas de agua del comunal, podría extender una tarjeta de pesca incluyendo a las sociedades de pesca, si las hay.