Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 15 de julio de 2020
  • Actualizado 07:24

NAVARRA

La OMS reconoce la aportación de los cuidados paliativos en pacientes COVID-19 de la Clínica Universidad de Navarra

La Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca la labor en la atención prestada a los pacientes del Servicio de Medicina Paliativa de la Clínica Universidad de Navarra, en su sede de Madrid, durante la pandemia de COVID-19.
Clínica Universidad de Navarra atención paciente COVID-19
Clínica Universidad de Navarra atención paciente COVID-19
La OMS reconoce la aportación de los cuidados paliativos en pacientes COVID-19 de la Clínica Universidad de Navarra

El Servicio de Medicina Paliativa de la Clínica Universidad de Navarra ha sido reconocido por la OMS con motivo de la atención prestada en Madrid a los pacientes con COVID-19 durante la pandemia. Una labor que el organismo de las Naciones Unidas ha considerado en el informe ‘Brindar cuidados paliativos durante la pandemia COVID-19’, que recoge la experiencia en este ámbito en España. 

“En la Clínica, hicimos todo lo que estaba en nuestras manos para que los pacientes más graves recibieran toda la atención que precisaban. Cuando fue necesario, hemos tratado que las personas pudieran despedirse de sus familiares y, así, ayudarles también a sobrellevar el duelo”, reconoce el Dr. Carlos Centeno, director de Medicina Paliativa y Control de Síntomas de la Clínica.

Según la OMS, los equipos de medicina paliativa han jugado un rol fundamental en la atención de los pacientes con COVID-19. Estos equipos, como se detalla en el informe, son especialistas en aliviar síntomas originados por el virus y están preparados para manejar las complicaciones del final del proceso, las veces que ocurre. Poniendo en valor la importancia que, debido al aislamiento necesario, ha tenido la empatía y humanización durante este proceso.

“Los profesionales de cuidados paliativos son especialistas en el manejo del sufrimiento, especialmente cuando es intenso y multifactorial. Pues no solo hay dolor físico, sino también existe una repercusión emocional y en los ámbitos más profundos de la persona”, explica el Dr. Centeno. 

Con este objetivo de ayudar a los pacientes y a sus familiares en esta situación, la Clínica en Madrid puso en marcha un equipo de soporte con profesionales formados en cuidados paliativos que trabajó durante la pandemia, codo con codo con los demás especialistas. También habilitó una zona dentro de Cuidados Intensivos para que los pacientes en situación terminal pudieran despedirse de sus allegados. De una forma segura y con los medios de protección necesarios, pudieron acompañar a su familiar y recibir la atención y apoyo del equipo de profesionales. 

Desde el comienzo de la pandemia, los especialistas en medicina paliativa atendieron a 750 pacientes con COVID-19 en la sede de Madrid de la Clínica Universidad de Navarra.