Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 06 de junio de 2020
  • Actualizado 20:08

Deje en paz a su familiar, el de VOX

Deje en paz a su familiar, el de VOX

Aprovechemos las navidades para descansar. No hace falta ser religioso para darse la paz como buenos hermanos. No es necesario que discuta de política con su primo o su cuñado. Sabe de sobra que su opinión es diferente a la de su sobrina. Es más, no sólo lo sabe usted, sino que además lo sabe también su propia sobrina que, según como se tercie, le busca para discutir o le rehúye para que la deje en paz. 

Ya han sido las elecciones. Además, por partida doble y hace muy poco. Cada uno ha expresado ya sus pensamientos y emociones. Si tanto le gusta la política, si disfruta de ella, ¿por qué no enfoca un debate desde el consenso? ¿Qué tal si en vez de discutir con su cuñado busca puntos de entendimiento con él? Deje en paz a su familiar de VOX. Que sí, que usted vota a Bildu EH o a Podemos. ¿Para qué quiere discutir entonces? ¿Para justificar su propia opinión o para convencerle de sus “errores”? ¿Qué tal le sentaría a usted que él hiciese lo mismo?

Perdone que insista, pero es que me gustaría que la idea quedase meridianamente clara: usted tiene más en común con su familiar de VOX de lo que se cree. Seguro que pueden llegar a acuerdos y se da cuenta de que no son tan diferentes. Con ello no quiero decir que le permita sus comportamientos machistas, homófobos o racistas, sino que trate de entender por qué los tiene. La mayor parte de las veces por miedo, por una incapacidad crónica de entender la realidad que lo rodea. Sea empático, sea fraternal. Si usted es de izquierdas, va a conseguir más aplaudiendo al Partido Popular frente al votante de VOX que defendiendo su postura; si usted es de derechas, trate de defender a Podemos o PSOE frente a su familiar de Bildu. En las diferencias ideológicas cercanas es donde reside el cambio.