Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 23 de enero de 2021
  • Actualizado 01:22

Jugar a la ruleta rusa

Jugar a la ruleta rusa

Los que han tenido que decidir, ya lo han decidido, gana la economía. No les han dejado otra opción. En situaciones extremas, hay que tomar decisiones extremas, y no se han tomado.

¿Cómo podemos enviar a nuestros hijos y nietos a la escuela con la amenaza de la COVID19? Muy sencillo, quieren una inmunidad de rebaño, es decir, el niño va a ser el transmisor del virus a la familia, va a ser un “sálvese quien pueda” Todos sabemos la facilidad con que los niños en edad escolar cogen catarros. ¿Tenemos capacidad de distinguir la COVID19 de una gripe? ¿O de un simple catarro? No.

La O.M.S. dice que una reapertura prematura podría “empeorar la situación”. Nuestra referencia podría ser Alemania, hace semanas que abrió sus aulas, ahora muchas de ellas, deben de cerrar. España no aprendió de países como Corea o Japón en el inicio de la crisis, ahora, no aprende de Alemania. Creo que los niños deben de socializar, estudiar, aprender y adquirir experiencia, pero no a costa de cualquier objetivo.

Pero del mismo modo que se han suspendido muchas actividades socializadoras, creo que la vuelta a las aulas debería suspenderse hasta que haya una vacuna segura. Pero eso supone volver a parar la economía, y no nos lo podemos permitir, cuesten las miles de vidas que cuesten.