Plaza Nueva

  • Diario Digital | domingo, 29 de marzo de 2020
  • Actualizado 13:47

Parking Elvira España: desagradecidos que somos...

Parking Elvira España: desagradecidos que somos...

Ya me parecía a mí que se había hablado mucho sobre el aparcamiento del colegio Elvira España, y que, de repente, se había dejado de hablar; eso me parecía preocupante porque se suele quedar en el olvido hasta que entran las máquinas. Así ha sido, o casi. Ahora vuelve el proyecto y el Ayuntamiento ha decidido pintarlo de otra forma, venderlo a la ciudadanía como el mayor bien que se pueda esperar, con nuevo edificio y todo. Algo muy bonito y que no va a afectar al patio ¡cómo si el patio del colegio fuera lo más importante! Lo más importante, señores del Ayuntamiento, son los niños, su educación y su seguridad, ese “nuestro futuro” con el que algunos políticos llenan su boca.

Pero es más fácil vender un proyecto vistiéndolo de lo que uno quiere para dar a entender que son los padres los que despotrican contra el Ayuntamiento, y que son, en suma, una pandilla de histéricos que sólo miran por ellos y poco por el bien general. Es lamentable que hasta ahora la Apyma del colegio haya tenido que acudir a una argucia legal para intentar hacer ver a los políticos que es del todo incomprensible plantearse las obras de un aparcamiento no al lado de un colegio, sino de dos. No olvidemos que ahí está el Colegio Compañía de María que parece no darse cuenta que los ruidos, el polvo, los camiones, etc, no tienen barreras.

Nadie en el Consistorio se ha planteado un estudio sobre las consecuencias de estas obras en los niños. Sólo por sentido común, uno ya se plantea qué consecuencias pueden conllevar los ruidos, las vibraciones, el polvo, el trasiego de vehículos y otros aspectos como el riesgo físico inherente, así como el sanitario, por ejemplo, en cuestiones respiratorias. Podríamos entrar a valorar estos aspectos más en profundidad, pero creo que aunque esto es lo más importante, no lo es, lamentablemente, para lo políticos. Así que mejor será ir al grano del asunto o, al menos, al grano que creo yo. ¿Qué necesidad existe de un aparcamiento en ese lugar? Porque no muy lejos existe uno, en la Avenida Argentina, en el que siempre existen muchísimas plazas libres, salvo los sábados porque llega el mercadillo. Si el aparcamiento pretende dar más posibilidades al comercio, me parece que no es la decisión más acertada; si lo que se pretende es dar más posibilidades a los ciudadanos de Tudela, tampoco aciertan y a las pruebas nos remitimos cuando hablamos del aparcamiento existente. Es cierto que faltan plazas de aparcamiento para el Casco Viejo de Tudela, pero la solución no está en construir un macro aparcamiento en los alrededores, sino en buscar pequeños espacios donde los ciudadanos puedan dejar su coche lo más cerca posible de sus viviendas. Eso es lo que quieren, y está comprobado teniendo en cuenta lo que ocurre con el aparcamiento gratuito de la Avenida Argentina. A no ser, y ahí está el meollo, que la necesidad no sea de los ciudadanos de Tudela, sino de algún establecimiento privado de la zona que requiere de aparcamiento para celebraciones y actos multitudinarios. ¿Me explico?

Me pregunto si el Ayuntamiento de Tudela habrá hecho un estudio minucioso sobre las necesidades de aparcamiento en la ciudad, de las posibilidades existentes, de lo que quieren los vecinos o simplemente se ha empeñado, sin decir sus razones, porque mejor están ocultas que enseñar las vergüenzas. Más valdría echar un vistazo a las instalaciones de los colegios, apoyarles y fomentarlos. ¡Vamos! Más valdría un poquito más de Educación.

Lo más indignante de todo esto es que el tema se ha reducido a una cuestión entre el Ayuntamiento y la Apyma del Colegio, cuando debiera remover las conciencias de todos. Porque estamos ante la cabezonería de un proyecto que, sin razonamiento alguno, se empeña el Ayuntamiento en defender.