Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 10 de agosto de 2020
  • Actualizado 01:29

¿Pagar?: Tarde, mal y nunca

¿Pagar?: Tarde, mal y nunca

La laboriosa Plata-forma Multisectorial contra la Morosidad, PMcM, ha pedido al Parlamento Europeo que acabe con el trato de favor de España a grandes almacenes y gran distribución en materia de Morosidad, dictaminando cuál de las dos leyes actualmente en vigor debe prevalecer: si la 15/2010 de Morosidad -que elimina la dilación abusiva de los plazos de pago-, o la LORCOMIN -que exime al sector de la gran distribución comercial de cumplirla-, siendo ésta la causante de que miles de empresas no cobren sus servicios hasta pasados más de 200 días en muchas ocasiones. Y la intentona merece un aplauso...



Sin embargo, la cruda realidad es muy otra, y peor cuanto menor sea la escala. La del "vuelva Usted mañana, a ver si..." es, las más de las veces, la única explicación que recibe el pequeño comercio, el empresario autónomo o responsable de una PYME, o el prestador de un servicio, ante la ya indolente costumbre patria de demorar los pagos. Y ni que decir tiene que la Administración es la primera morosa y la más desvergonzada de las manirrotas, ya que adeuda una cantidad tan ingente de cash, que abochorna siquiera pensar con qué desfachatez se despacha públicamente.



Hace años, Luis Román, de Talleres San José, publicó en Plaza Nueva un anuncio avisando a sus morosos de que si no pagaban publicaría su nombre en quince días, y en una semana recuperó varios millones de pesetas. Ahora, sin embargo, al pequeño profesional no le queda otra que la del tarde mal y nunca, o padecer la máxima gitana del "Juicios tengas y los ganes". ¡A esto hemos llegado!