Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 06 de marzo de 2021
  • Actualizado 08:35

No tenemos nada que hacer...

No tenemos nada que hacer...

Llevo meses observando la situación política de nuestro ayuntamiento y estoy realmente preocupado. A la guerra de las siglas, hay que añadir la falta de inteligencia

y de sentido común de nuestros gobernantes y el desprecio con el que se tratan las quejas de los ciudadanos (que no votantes) ya que cada día hay más gente convencida de que no volverá a votar.



Cuando la gestión económica es difícil, es cuando se ve el interés y el buen hacer de los políticos,

y no sólo en la recaudación. Cuando uno se preocupa un poco, va encontrando cosas, como que no se cumplen las ordenanzas propias del Ayuntamiento, que fueron aprobadas en su día.



 Les diré que el Ayuntamiento tiene ordenanzas explícitas sobre tener alimentos expuestos en la calle, se trata de un asunto de higiene y yo creo que también se trata de una falta absoluta de autoridad para llevar a cabo lo que mandan las ordenanzas.



Hay en Tudela calles como la avenida de Zaragoza, la calle de Capuchinos, o Príncipe de Viana, que tienen ocupadas sus aceras por los productos de algunos comercios, que seguramente no pagan nada por esa ocupación y que ponen en peligro la seguridad de los viandantes, además del nivel de higiene alimentaria.



De hecho, se han puesto varias multas, que no han sido pagadas... Si yo saco a la puerta de mi casa una mesa y dos sillas... ¿Ustedes creen que me dejarían ocupar la vía pública? O si no puedo aparcar, ¿puedo dejar mi coche encima de la acera? Si hay ordenanzas, que sean de obligado cumplimiento

y para todos por igual. Creo que para eso hemos elegido al alcalde y concejales, sean de las siglas que sean. Las normas buscan el mejor funcionamiento de las cosas y los responsables, o sea, alcalde y sus concejales responsables, están para hacerlas cumplir... ¿O qué?