Plaza Nueva

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 17:53

Navarra foral y corrupta

Navarra foral y corrupta

Dicen que el expolio y desaparición de la C.A.N. , no ha sido suficiente y que es necesario seguir hasta mayo del año 2015 participando del banquete, acabar la legislatura antes que Navarra dependa o pueda ser gobernada por dos meses por Bildu.

Es mejor que Ricardo Martí-Fluxa , Aldo Olcese , Alberto Alonso Ureba , Javier Taberna, Antonio Catalán, Miguel Sanz , Yolanda Barcina... sigan gestionando Navarra bajo la premisa de sus intereses personales , a base de dietas y negocios suculentos gracias a nuestro fuero amejorado , nuestra sagrada españolidad y nuestra terquedad electoral , siempre salen los mismos.

En Madrid no quieren más problemas y no les importa mucho lo que pase en Provincias ,es decir que desaparezcan millones de euros de la hacienda navarra ,que vayan a manos privadas o que se hagan favores a contribuyentes “importantes”.

Al igual que con Franco y el Franquismo, Navarra es estratégica en el proyecto de Una España , grande y libre. Pero el franquismo tuvo sus herederos y uno de los primeros en sacar tajada de la herencia fue precisamente quien más prometió el cambio , Felipe Gonzalez.

Cuando el abogado sevillano , se convirtio en Presidente del Reino de España , se encargo de situar a todo el mundo en su sitio , incluidos a sus propios compañeros de partido , con una sola frase: “ El cambio es que España funcione”.

Con esta frase Felipe Gonzalez mutiló todos los anhelos de cambio de una gran mayoría social del Estado Español que había estado esperando 43 años y fue respondida con un “vuelvan ustedes mañana”.

Y así fue como con el PSOE no solo no funcionó el Estado social , democrático y de derecho , sino que en muchos casos retrocedió.

Y por similitud con el Estado , Navarra sufrió las mismas o peores consecuencias y obtuvo como resultado las andanzas de los Urralburus, Roldanes , y otros...y de ser un partido socialista navarro estructurado con el resto de Partidos Socialistas de Euskal Herria Sur , de defender el derecho de autodeterminación, los fueros bajo el árbol de Gernika... pasó a ser un partido sucursal de Madrid , corrupto, pero eso si , navarro , foral y español.

Así ha sido hasta ahora y nadie esta demostrando que vaya a ser diferente.

El Estado Español arrastra a Navarra a una crisis terminal y estructural que conlleva nuestra muerte social , económica , cultural y nos deja sin capacidad política para poder decidir nuestro futuro e hipoteca el porvenir de las nuevas generaciones.

El Estado Español y su sistema “democrático” están a la deriva y sin freno , con un sistema judicial totalmente dirigido por la clase política . Los partidos políticos españoles se ríen de sus votantes y electores , un día si y otro también , incumpliendo los principios constitucionales que dicen defender , jurar o prometer.

La Ley de Partidos Políticos es el claro exponente de como la legislación es utilizada para controlar y encarcelar a la disidencia política y negar el derecho humano y universal a la libertad de opinión y expresión. Una Ley de Partidos que debería controlar precisamente la escasa o desaparecida democracia interna en los propios partidos y entregada a lobbys , grupos financieros y de comunicación social.

Un Estado Español que basa su democracia en campañas electorales financiadas por los mismos grupos de poder que controlan los partidos políticos con gastos desorbitados y sin control democrático alguno.

Una democracia , la española , que ha convertido a su clase política y los partidos políticos en poderes fácticos que a día de hoy son uno de los primeros problemas para una gran mayoría de la ciudadania del propio Estado Español.

El Congreso y el Senado Español son una autentica burla a las esencias de la democracia y al respeto de las minorías , al control efectivo y democrático del Gobierno de turno.

El propio sistema electoral español con listas cerradas es el ejemplo claro de la falta de libertades democráticas en el seno mismo de los partidos políticos , viéndose a las claras como las cúpulas de estos partidos se han convertido en un autentico lastre para la participación social y política de la ciudadania en general.

El transfugismo político ha sido durante muchos años el ejemplo mas palpable de un sistema que demuestra su nulo respeto a la ética democrática.

La falta de independencia de los medios de comunicación y entes públicos denota la intervención de los partidos políticos en el control, ordenamiento e intervencionismo en muchos casos anticonstitucional.

Toda esta contaminación ambiental y conductas antidemocráticas que generan España y sus instituciones , su sistema , de forma incongruente llamado democrático, nos afecta , nos inunda de corrupción en Navarra y allana el camino para que unos pocos se llenen las manos de dineros y prebendas para beneficio personal y de sus amigos y colaboradores. Mientras tanto , todo va bien , Navarra estratégicamente sigue siendo “foral” y española.